Visto y no visto

Baroja

«En el 31 le dije a Ortega lo que pensaba: una revolución en España sería algo horroroso»

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Ante la politología andante, hay que preguntarse por qué España sólo ha dado un pensador político desde Donoso Cortés, y entre medias, Pío Baroja, que no es pensador, sino observador, pero el único intelectual que ha aguantado el paso del tiempo, por dos razones: su astucia aldeana para «leer» la realidad y su independencia (vivía, mal o bien, de sus novelas, no del toque, que en España siempre es al «Estao»).

Baroja vuelve un día a la plaza de Oriente, a recordar la tarde de la revolución del 31 en esa plaza:

-La Reina Victoria Eugenia estaba en Palacio, sola con sus hijos, sin defensores, rodeada de una turba curiosa. Todos los fieles la habían abandonado, comenzando por su marido.

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano