Agrupémonos todos

El SPD se radicaliza para sobrevivir a la batalla cultural

Hermann Tertsch
Actualizado:

La líder del partido socialdemócrata alemán, SPD, Angela Nahles, toca a rebato. En una convención el pasado fin de semana en Berlín ha reunido a los muy deprimidos cuadros directivos socialistas para exponer su diagnóstico y un mal augurio: existe el peligro inminente de caer en la irrelevancia. El partido socialdemócrata más antiguo de Europa podría desaparecer como fuerza política real. Por eso, se concluye, el SPD tiene que liberarse del letal abrazo de la gran coalición con la CDU/CSU de Angela Merkel. Como muy tarde en otoño, en la revisión anual de los acuerdos de coalición, la coalición de Berlín saltará por los aires. Y el SPD se nos vestirá otra vez de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht. No

Hermann TertschHermann TertschArticulista de OpiniónHermann Tertsch