Mueren más de 50 lobos marinos al sur de Australia por causas desconocidas

51 eran juveniles y los otros dos eran jóvenes adultos. No hay signos de lesiones en los cadáveres

Actualizado:

Más de 50 lobos marinos neozelandeses han sido encontrados muertos hoy en la península de Eyre, al sur de Australia, por causas desconocidas, informó el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Cincuenta y uno de ellos se consideran juveniles y dos, jóvenes adultos.

El suceso tuvo lugar a lo largo de seis kilómetros de costa en la playa Wanna, área que pertenece al Parque Nacional Lincoln.

La doctora Lucy Woolford de la Universidad de Adelaida, quien se encargará de examinar las causas del fallecimiento de estos mamíferos. Su equipo se encuentra recabando muestras e información de los cadáveres.

«Durante los primeros exámenes no hemos observado signos de lesiones, por lo que seguiremos investigando las causas del deceso», indicó Woolford a la emisora ABC.

«Los lobos marinos llevaban muertos varios días y se encontraban en periodo de descomposición», explicó la doctora.

El Lobo Marino Neozelandés, conocido con el nombre científico de Arctocephalus fosteri, es una especie protegida cuyo hábitat se encuentra en la costa sur australiana y en Nueva Zelanda. Los machos pueden llegar a pesar hasta 250 kilos y se les considera dóciles. Durante el siglo XIX su caza indiscriminada dejó a estos animales al borde de la extinción.