Sierra Club

La loba más famosa de Yellowstone muere tras ser abatida por un cazador

Spitfire, que tenía siete años, representaba a una legendaria estirpe del parque nacional estadounidense

Actualizado:

El fin de semana pasado, un cazador de trofeos disparó y mató a una loba muy querida por los visitantes y el personal del Parque Nacional de Yellowstone. Era descendiente directa de los primeros lobos que repoblaron el parque.

«Era la estrella de Yellowstone con diferencia», explica Marc Cooke, el presidente de «Wolves of the Rockies», un grupo sin ánimo de lucro dirigido por voluntarios que abogan por la protección de los lobos. «Nos dolió a mucha gente cuando la mataron», comenta a Cooke.

La loba, conocida como Spitfire se había alejado de los límites invisibles de Yellowstone antes de ser abatida legalmente por un cazador de trofeos cerca de la entrada noreste del parque, según confirmó el Departamento de Pesca, Vida Silvestre y Parques de Montana.

«Fue legal, y todo era legítimo sobre la forma en que se cazó a la loba», dijo Abby Nelson, del Departamento de Pesca, Vida Silvestre y Parques de Montana.

La caza a lo largo de las franjas del parque ha generado dudas sobre si es justo cazar lobos que están familiarizados con los humanos y que ya no temen la interacción. «Los cazadores hablan sobre ver una manada de lobos del parque fuera del límite y poder elegir el que quieren», explicó Doug Smith, biólogo de lobos de Yellowstone al New York Times.