Día Internacional de la Tierra: asumir todos la Declaración de Río todo el año
Día Internacional de la Tierra: asumir todos la Declaración de Río todo el año - OMM

Día Internacional de la Tierra: todos deberíamos asumir la Declaración de Río durante todo el año

La paz, el desarrollo y la protección del medio ambiente son interdependientes e inseparables, recuerda Naciones Unidas cada 22 de abril

Actualizado:

«Celebramos el Día Internacional de la Tierra para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento», explica en una nota Naciones Unidas. El organismo internacional insiste cada 22 de abril en la responsabilidad colectiva que posee la sociedad a la hora de asumir los principios que se consensuaron en Río de Janeiro en 1992 con la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo:

-Los seres humanos tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

-Los Estados tienen el derecho soberano de aprovechar sus propios recursos según sus propias políticas ambientales y de desarrollo, y la responsabilidad de velar por que las actividades realizadas dentro de su jurisdicción o bajo su control no causen daños al medio ambiente de otros Estados o de zonas que estén fuera de los límites de la jurisdicción nacional.

-El derecho al desarrollo debe ejercerse en forma tal que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

-La protección del medio ambiente deberá constituir parte integrante del proceso de desarrollo y no podrá considerarse en forma aislada.

- Se deberá dar especial prioridad a la situación y las necesidades especiales de los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados y los más vulnerables desde el punto de vista ambiental.

-Los Estados deberán cooperar con espíritu de solidaridad mundial para conservar, proteger y restablecer la salud y la integridad del ecosistema de la Tierra.

-Los Estados deberían reducir y eliminar las modalidades de producción y consumo insostenibles y fomentar políticas demográficas apropiadas.

-El mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados, en el nivel que corresponda. En el plano nacional, toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas, incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades, así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones.

-Los Estados deberán promulgar leyes eficaces sobre el medio ambiente.

-Los Estados deberán desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad y la indemnización respecto de las víctimas de la contaminación y otros daños ambientales.

-Los Estados deberían cooperar efectivamente para desalentar o evitar la reubicación y la transferencia a otros Estados de cualesquiera actividades y sustancias que causen degradación ambiental grave o se consideren nocivas para la salud humana.

-Los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente.

-Los Estados deberán notificar inmediatamente a otros Estados de los desastres naturales u otras situaciones de emergencia que puedan producir efectos nocivos súbitos en el medio ambiente de esos Estados. La comunidad internacional deber hacer todo lo posible por ayudar a los Estados que resulten afectados.

-Las mujeres desempeñan un papel fundamental en la ordenación del medio ambiente y en el desarrollo.

-Debería movilizarse la creatividad, los ideales y el valor de los jóvenes del mundo para forjar una alianza mundial orientada a lograr el desarrollo sostenible y asegurar un mejor futuro para todos.

-Los Estados deberían reconocer y apoyar debidamente su identidad, cultura e intereses de las poblaciones indígenas.