En la imagen, tomada en los Pirineos, se observan las cuatro especies de buitre que alberga España: buitre negro, alimoche, quebrantahuesos y buitre leonado
En la imagen, tomada en los Pirineos, se observan las cuatro especies de buitre que alberga España: buitre negro, alimoche, quebrantahuesos y buitre leonado - GREFA
3 DE SEPTIEMBRE

Día Internacional de los Buitres: especie clave en la cadena trófica, pero perseguida por desconocimiento

Se trata del mejor aliado para el ganadero y los ecosistemas, subrayan los conservacionistas

Nueve de las 23 especies que existen se encuentran en peligro crítico de extinción

Actualizado:

El primer sábado de septiembre siempre se reserva para el Día Internacional de los Buitres. Existen 23 especies y, según los últimos datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN):

-Nueve de ellas se encuentran en peligro crítico de extinción: Alimoche sombrío (Necrosyrtes monachus), Buitre indio (Gyps indicus), Buitre picofino (Gyps tenuirostris), Buitre cabecirrojo (Sarcogyps calvus), Buitre de Rüppell (Gyps rueppelli), Buitre dorsiblanco africano (Gyps africanus) y Buitre cabeciblanco (Trigonoceps occipitalis).

-Tres especies se catalogan como amenazadas de extinción: Buitre torgo (Torgos tracheliotos), Buitre del cabo (Gyps coprotheres) y Alimoche (Neophron percnopterus).

-El estado de conservación de cuatro de ellas se considera de casi amenaza: Buitre negro (Aegypius monachus), Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), Buitre del Himalaya (Gyps himalayensis) y Condor andino (Vultur gryphus).

-Por último, siete especies se encuentran fuera de peligro: Aurea selvática (Cathartes melambrotus), Zopilote rey (Sarcoramphus papa), Aurea gallipavo (Cathartes aura), Aurea sabanera (Cathartes burrovianus), Zopilote negro (Coragyps atratus), Buitre leonado (Gyps fulvus), Buitre palmero (Gypohierax angolensis).

El Grupo de Rehabilitación de la Fauna Atóctona y su Hábitat (Grefa) ha aprovechado la efeméride para anunciar el inicio de un nuevo proyecto de reintroducción del buitre negro en España, que, tal y como describen sus promotores, desarrollará también acciones específicas dirigidas a fomentar la presencia del quebrantahuesos en la zona (Burgos) y la conservación del alimoche.

Grefa ha presentado la instalación de aclimatación que han preparado en la Sierra de la Demanda, donde ubicarán a un grupo de buitres negros que han sido recuperados en centros de fauna salvaje de España y cedidos para su reintroducción en esta área del este de la provincia de Burgos.

La organización lleva desde 2007 liderando junto a diversas entidades públicas y privadas la reintroducción del buitre negro en Cataluña, en concreto en dos enclaves del Pirineo catalán. Esta ave había desparecido hacía más de 100 años de esos parajes. En 2016 la temporada de cría ha sido un éxito: seis pollos nacidos, todo un récord, aseguran desde Grefa. La ONG ha querido compartir el reciente (ocurrió el 1 de septiembre) primer vuelo por la Reserva de Boumort (Lérida) de dos de estos pollos, una atrevida hembra de 122 días de vida y un prudente macho de 135 días.

A nivel mundial el uso ilegal de cebos envenenados supone el mayor problema al que se enfrentan estas aves, que cumplen una función esencial para los ecosistemas, dado que eliminan de los mismos los posibles focos de infección que originan la muerte de los animales enfermos. Los buitres, explican desde Grefa, han sido perseguidos por desconocimiento, al considerarlos un peligro para el mantenimiento de las cabañas ganaderas, «cuando paradójicamente han sido a lo largo de su historia aliados del ganadero», sentencian.