El guacamayo de Spix encabeza la lista de aves que se han extinguido durante la pasada década
El guacamayo de Spix encabeza la lista de aves que se han extinguido durante la pasada década - BIRDLIFE INTERNATIONAL
PROTAGONISTA DE LA PELÍCULA «RIO»

El guacamayo de Spix encabeza la lista de aves que se han extinguido durante la última década

BirdLife International ha estudiado a las 51 especies más amenazadas y ha confirmado la desaparición en el medio silvestre de ocho

Actualizado:

En la película animada de 2011 Rio, Blu, un guacamayo de Spix criado en cautiverio, llega a Brasil para aparearse con el último miembro salvaje conocido de su especie, una hembra llamada Jewel. Pero de acuerdo con el último informe de la organización BirdLife International, Blu llegó con 11 años de retraso al país americano: Jewel, la última de su tipo, probablemente murió alrededor del año 2000.

El guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii) es una de las ocho especies cuya extinción se presume confirmada o se considera altamente probable, explican desde la ONG, que ha realizado durante los últimos ocho años un estudio sobre el estado de conservación de 51 aves en peligro crítico. Para ello, los técnicos implicados han cuantificando tres factores a la vez: la intensidad de las amenazas, el tiempo y la confiabilidad de los registros, y el momento y la cantidad de esfuerzos de búsqueda para cada especie.

Cinco de las ocho extinciones confirmadas o sospechadas por BirdLife International ocurrieron en América del Sur. Y cuatro de ellas, en concreto, en Brasil; lo que refleja, en su opinión, los «efectos devastadores» del alto índice de deforestación que experimenta esta región.

«El 90% de las extinciones de aves en los últimos siglos han sido de especies que vivían en las islas», comenta Stuart Butchart, científico jefe de BirdLife y autor principal del artículo. «Sin embargo, nuestros resultados confirman que hay una creciente ola de extinciones que se extiende por los continentes, impulsada principalmente por la pérdida y la degradación de los hábitats naturales y por la práctica de una agricultura y una tala insostenibles».

De las ocho especies que partían con una situación más desfavorable al comienzo del estudio, se recomienda, tras la finalización de este, que tres se reclasifiquen como «Extintas» en la naturaleza: el ticotico críptico (Cichlocolaptes mazarbarnetti), el ticotico de Alagoas (Philydor novaesi), el po'o-uli (Melamprosops phaeosoma).

Los datos recabados también sugieren que otras cuatro especies deberían ser catalogadas de nuevo como «En Peligro Crítico», una categoría que indica que «es altamente probable que la especie haya desaparecido en el medio silvestre, pero que se requieren más esfuerzos de búsqueda antes de declarar de manera definitiva su extinción», matizan desde la organización. Se trataría, en este último caso, del lori diadema (Charmosyna diadema), del avefría javanesa (Vanellus macropterus), del mochuelo pernambucano (Glaucidium mooreorum) y del guacamayo Anclorhynchus glaucus, que fueron observados por última vez en 1987, 1994, 2001 y 1998, respectivamente.

«A pesar de que la especie de guacamayo de Spix endémica de Brasil aparentemente fue aniquilada en el medio silvestre como resultado de la deforestación y otros factores, como la construcción de presas y su captura para venderlos como mascotas, existe una población estimada de entre 60-80 ejemplares que viven en cautividad. Un solo avistamiento en 2016 despertó la esperanza de que la especie pudiera persistir en la naturaleza, pero sospechamos que es un fugitivo de este grupo», explican desde BirdLife International en una nota.