Cuándo y cómo se rellena el depósito de AdBlue

Los modernos diésel usan este aditivo para disminuir las emisiones contamiantes

MADRIDActualizado:

El los últimos años los coches diésel han evolucionado de tal manera que sus emsiones contamiantes casi son equiparables a las de los vehículos de gasolina. Los diésel genran menos CO2, pero no sucede lo mismo con los óxidos de nitrógeno (NOx) y los benzopirenos.

Los NOx no se pueden eliminar físicamente, por lo que precisan de una reacción química que los transforme una vez generados de forma que no salgan a la atmósfera. Gracias al AdBlue es cómo se consigue que estos coches logren cumplir las normativas de emisiones.

Según explican desde GreenChem, se trata de un líquido incoloro altamente purificado que contiene agua desmineralizada y urea (32,5 %). Su principal componente activo es el amoníaco. Está formado químicamente por urea hidrolizada para automóviles, que es la materia prima principal de AdBlue. La urea también se utiliza en la producción de fertilizantes y en muchas otras aplicaciones.

El producto se inyecta en el catalizador del sistema SCR, donde produce una reacción química tras mezclarse con el amoníaco. Dicha reacción convierte el óxido de nitrógeno tóxico (NOx) en nitrógeno (N2) y vapor de agua (H2O). El vapor de agua y el nitrógeno son gases que se forman de manera natural y no perjudican al medio ambiente.

Si te has comprado un coche diésel hace poco, es muy probable que monte un sistema para reducir las emisiones contaminantes denominado SCR (siglas de “catalizador de reducción selectiva”). Para que este dispositivo funcione correctamente, es imprescindible añadir al combustible AdBlue.

Según nos explica el experto de Autocasión Rubén Fidalgo, en principio, el volumen de este depósito está calculado para que dure unos 20.000 km, de manera que su rellenado coincida con la revisión periódica del coche, «pero el consumo de este aditivo varía mucho dependiendo de nuestra forma de conducir».

Pincha AQUI para leer la explicación completa

En algunos casos cuando el aditivo se acaba no es posible arrancar el coche, por lo que conviene saber bien cuádo se va a agotar y cómo se rellena el depósito.

Según Fidalgo, «lo primero que debemos saber es que AdBlue es una marca, pero sirve cualquier otra marca de aditivos de urea diluida para catalizadores SCR. El precio del AdBlue está en el entorno de los 20 euros cada 5 litros y lo tienes a la venta en la mayoría de las gasolineras y en algunos centros comerciales con sección de automóvil».

En cuanto tengas claro dónde está la boca de llenado, sigue los pasos que nos explica en vídeo Marcos Diego, de Autocasión.

Apaga el motor del coche.

Ponte guantes y gafas protectoras: evita irritaciones en la piel y en los ojos en caso de salpicaduras.

Coge un embudo: en la mayoría de los casos, necesitarás un embudo para evitar derrames, pues las bocas de llenado son de dimensiones pequeñas y es fácil “no atinar”.

Agua y trapo: ten a mano un poco de agua y un trapo para limpiar de la carrocería y de los plásticos del coche los posibles derrames de la urea, porque pueden atacar la pintura y el acabado superficial de algunos plásticos.

Rellena hasta la marca de máximo o la cantidad que indique el manual de usuario del coche.

Cierra la boca de llenado del depósito.

Espera unos segundos antes de encender de nuevo el coche.

Pon el contacto y comprueba que la alerta de baja autonomía del AdBlue se ha apagado.