Maya Balanya

Cómo recurrir las multas que lleguen por acceder a Madrid Central

El Ayuntamiento de Madrid puede poner sanciones por acceder a la zona centro sin la pegatina de la DGT

El juez mantiene Madrid Central y rechaza el recurso del PP

MADRIDActualizado:

Madrir Central es una zona de 472 hectáreas en la que solo podrán circularla sin limitaciones los residentes, los vehículos con pegatina ECO y CERO o los servicios sanitarios.

Cada multa será de 90 euros. Desde el 1 de marzo se multa a aquellos vehículos que «hayan realizado un acceso a la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central sin que posteriormente conste que haya estacionado en un aparcamiento de uso público o privado, plaza de garaje particular, plaza de aparcamiento municipal para residentes o en una de las reservas de estacionamiento no dotacionales, por lo que tal acceso podría no estar autorizado».

Por qué nos pueden multar

Es importante saber que accediendo a cualquiera de los parking públicos de la zona no recibiremos ninguna multa. Para ello, muchos aparcamientos han instalado el sistema automático de registro de matrículas, por el que cruzarán los datos con el Ayuntamiento. De este modo, esos vehículos no serán multados.

Por otro lado, los residentes sí podrán acceder con sus vehículos, siempre y cuando hayan obtenido la tarjeta de residente. Además, cada persona empadronada en Madrid Central tiene hasta 20 invitaciones mensuales, por lo que esas matrículas tampoco serán multadas. También podrán acceder los propietarios de plazas de garaje, transporte público, repartidores y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

¿Podemos recurrir?

Si no pertenecemos a ninguno de estos grupos pero accedemos a Madrid Central, recibiremos una multa. No obstante, no hay que desesperar: se pueden recurrir.

Según Pyramid Consulting , al tratarse de sanciones acompañadas de una imagen de una cámara, el procedimiento de recurso sería similar al de las multas de Áreas de Prioridad Residencial (APR).

Los juzgados han estimado sus recursos, porque consideran que no hay prueba de que los vehículos circulasen por zona restringida o reservada. Ante la falta de informes de los controles de las cámaras, prevalecería la presunción de inocencia (artículo 24 de la Constitución Española).

No obstante, estos informes no son las únicas razones que se pueden alegar para recurrir este tipo de multas. Y es que son muchas las pruebas que se pueden solicitar para recurrir este tipo de sanciones.

Así, los documentos que demuestren que las cámaras han pasado los controles metrológicos necesarios son sólo un ejemplo. Pero también son comunes las multas por acceso a APR a pesar de haber aparcado en un parking de la zona.