Aspecto de la fábrica asaltada en el polígono Marconi
Aspecto de la fábrica asaltada en el polígono Marconi - de san bernardo

El asalto masivo a un polígono industrial en la Colonia Marconi acaba con 30 detenidos

El clan familiar amarró cadenas a la estructura e intentó derribar una nave con potentes furgonetas

Actualizado:

La Policía Nacional ha detenido a nada menos que treinta personas que protagonizaron un brutal asalto a una nave industrial del polígono Marconi, en Villaverde. Los ladrones no solo estaban arramplando con el material del interior, sino que literalmente se estaban llevando la estructura del recinto empresarial. Entre los arrestados, miembros de un mismo clan y muchos emparentados entre sí, hay un menor de edad.

El suceso se produjo el pasado día 19. A las siete y media de la mañana, la sala del 091 recibió el aviso de que un numeroso grupo de personas se había metido en las instalaciones que la empresa Valeo tenía en la avenida de Marconi, 1. Se trata de un complejo perimetrado y con garita de seguridad. Sin embargo, según explicaron algunos trabajadores de la zona, son continuas las amenazas y agresiones de este grupo, que no es la primera vez que se adentra en las instalaciones, para desvalijarlas.

En este caso, la marabunta, ni corta ni perezosa, se puso a cortar los pilares de acero que sostienen la nave, con la intención de llevárselos y venderlos en el mercado negro, informaron a este periódico fuentes de la investigación. Lo mismo hacían con el tejado del lugar, mientras que otra parte de la banda sustraía todo lo que encontraba dentro. Primero acudieron al aviso tres patrullas del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Sin embargo, al percatarse de la envergadura de lo que allí estaba sucediendo, hubo que pedir refuerzos a las comisarías de Latina, Moncloa-Aravaca, Fuencarral-El Pardo y Tetuán.

Los ladrones estaban perfectamente organizados y no se cortaron un pelo. Algunos llegaron a utilizar cadenas unidas a furgonetas de gran cilindrada para derribar parte de la nave. Otra parte del grupo estaba listo para cargar y transportar el material sustraído.

El contingente policial tuvo que cerrar la zona, para proceder a la detención de los treinta encartados. Se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza. Los agentes se incautaron de sierras, mazos pesados, herramientas de construcción y bombonas de oxígeno y propano, útiles usados para reventar este tipo de construcciones.

La virulencia del asalto fue tal, que hasta Marconi tuvo que acudir el responsable de Bomberos del Ayuntamiento en Villaverde, para acordonar el perímetro y hacer una valoración sobre el estado en que quedó la estructura. Hubo que desmontar el tejado, por el peligro que suponía dejarlo en esa situación. La nave, de Valeo, está en concurso de acreedores.