Antonio Miguel Carmona y Purificación Causapié, nueva portavoz del grupo socialista, durante un pleno muncipal del pasado mes de junio
Antonio Miguel Carmona y Purificación Causapié, nueva portavoz del grupo socialista, durante un pleno muncipal del pasado mes de junio - EFE

El «caso Carmona» agrieta Cibeles

El grupo socialista, principal apoyo del Gobierno de Carmena, se resquebraja. PP y Ciudadanos se temen una mayor inestabilidad en el Ayuntamiento de Madrid

ADrián DELGADO
Actualizado:

Lo advirtió Antonio Miguel Carmona y no ha fallado a su palabra. «Seguiremos hablando» dijo el lunes, tras conocer su destitución como portavoz del grupo municipal socialista y, ayer, volvió a defenderse llamando a las bases a plantar «batalla» a la Ejecutiva –Federal y Regional– que le ha arrebatado el puesto. «Sara Hernández está de paso y ya hay dos o tres miembros de su equipo que quieren dejarla», alimentaba el rifirrafe entre él y la nueva secretaria general del PSOE-M.

Una pelea que, lejos de quedarse en una «cuestión interna», ha hecho reaccionar al resto de grupos municipales, especialmente a PP y Ciudadanos, «preocupados» ante el escenario en el que queda el Ayuntamiento.

Un Consistorio «menos estable», fruto de la división interna que ya es una realidad en las filas socialistas, clave para el Gobierno «progresista» de Ahora Madrid. Cinco de los nueve concejales del PSOE votaron a favor de la defenestración de Carmona, incluida la nueva portavoz, Purificación Causapié. Los votos de los tres ediles que apoyan a Carmona y el de él mismo podrían sacar adelante una hipotética moción de censura contra Ahora Madrid con el apoyo de PP y Ciudadanos. Algo que solo podría ocurrir, con la ley en la mano, pasado un año del inicio del mandato.

Causapié, que habló ayer con el resto de portavoces, es para el PP «una gran desconocida entre los madrileños». «Los ciudadanos votaron a Carmona a pesar de no ser garantía de estabilidad para el pacto de Ahora Madrid», opinó el portavoz adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna, que tachó de «vergüenza» la destitución de Carmona.

La nueva líder del PSOE en el Consistorio remarcó que en el grupo municipal trabajarán «juntos» y que el apoyo a Carmena será «responsable y exigente». Nadie de Ahora Madrid, ni la alcaldesa Manuela Carmena ni su equipo, quiso ayer valorar aABC el nuevo escenario municipal.

Sí lo hizo Esperanza Aguirre, que enmarcó esta crisis en la «obsesión» de Pedro Sánchez por alcanzar el poder «sea como sea». «Ha llegado a la conclusión de que solo lo puede hacer de la mano de Podemos y no quiere que nadie interfiera en sus relaciones ‘podemitas’», expresó a este diario. «Ha querido demostrar a sus correligionarios que en el PSOE-M manda él y ha necesitado defenestrar a Carmona, como hizo con Tomás Gómez», dijo.

A Ciudadanos le ha «sorprendido» la forma de proceder del PSOE con Madrid. «No ha sucedido nada que pueda justificar la decisión de retirar la confianza que hace dos meses depositó el PSOE en Carmona», dijo Begoña Villacís. Criticó especialmente el «mercadeo» de Sara Hernández, que ofreció a Carmona ir al Senado.