Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Esperanza Aguirre (PP) cuando han votado este domingo en sus respectivos colegios electorales
Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Esperanza Aguirre (PP) cuando han votado este domingo en sus respectivos colegios electorales - ángel de antonio / ignacio gil
resultados elecciones ayuntamiento de madrid

Aguirre gana en Madrid, pero Carmena podría gobernar con el apoyo de Carmona

El PSOE se queda como tercera fuera con nueve ediles, Ciudadanos obtiene seis representantes en el Consistorio, mientras que IU y UPyD no obtienen representación

Actualizado:

El PP de Esperanza Aguirre gana las elecciones en el Ayuntamiento de Madrid, con 21 concejales (con 563.292 votos, el 34,55% del total), uno más que la lista encabezada porManuela Carmena (Ahora Madrid), pero pierde la mayoría absoluta. Antonio Miguel Carmona (PSOE) pasa a ser la tercera fuerza con 9 ediles y Ciudadanos, que obtiene seis representantes en el Consistorio se quedaría la cuarta. IU y UPyD se quedan sin representación en el pleno municipal.

Ahora Madrid ha sido la fuerza más votada en once de los 21 distritos de la capital, mientras que el PP ha ganado en los diez restantes. En los comicios de 2011 los populares fueron la fuerza más votada en todos los distritos, excepto en Puente de Vallecas, en el que se impuso el PSOE, que ahora no logrado ser la lista con más votos en ninguno.

Aguirre se ha quedado a 7.839 votos votos de conseguir un escaño más, de modo que, aunque la de los conservadores sea la lista más votada, una coalición de Ahora Madrid y PSOE sumaría 29 concejales, la mayoría absoluta, lo que permitiría a la izquierda gobernar en la capital. Esto no ocurría desde hace más de dos décadas.

Carmena avisa a Aguirre: «Ha ganado el cambio»

La candidata a la Alcaldía de la capital por Ahora Madrid, Manuela Carmena (que ha obtenido 519.210, el 31,85%), ha asegurado en la Cuesta de Moyano ante miles de simpatizantes que en Madrid ha ganado una mayoría por el cambio. Ha afirmado que los madrileños tienen el gran reto de conseguir que la ciudad sea «decente». De esta manera ha tendido el guante al candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona (con 249.15215 votos, el 28%), para pactar. Tras llamar a Aguirre y Carmena por teléfono para felicitarlas, ha comparecido ante los medios y se ha comprometido a colaborar a la «gobernabilidad» y a apostar por la «transformación» de la ciudad de Madrid.

En Génova, donde apenas había unos pocos afiliados, la presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado pocos minutos después de la medianoche y sin haberse cerrado el escrutinio, que se quedaría en la oposición si no es regidora. «El PP ha «recibido el mensaje» de los madrileños en las urnas», ha reconocido.

Aguirre ha recalcado que el PP «ha sido el partido más votado» en Madrid aunque podría arrebatarle el Gobierno una suma de partidos de izquierda. En el Ayuntamiento, la popular ha defendido que han vencido «con 21 concejales», lo que, con la ley en la mano, le daría la Alcaldía por ser la lista más votada «siempre que no haya acuerdo de los otros partidos», hasta sumar los 29 ediles de la mayoría absoluta.

En la sede del PP de Génova no se montó el balcón de las celebraciones

Desde primera hora de la tarde, en el equipo de Aguirre se sentían los nervios por el acercamiento de Carmena en las encuestas. La preocupación del PP se debía principalmente al incremento de participación en barrios humildes de la ciudad donde en el seno del PP sabían que la candidatura de Carmena estaba «arrasando». En cambio, en las zonas que habitualmente son bastión del PP la participación se había bajado ligeramente.

Media hora antes de que cerraran los colegios electorales, los pronósticos se mostraban tan desfavorables para el Partido Popular que decidieron renunciar a montar el llamado balcón de la victoria en el que los populares celebran sus triunfos en las urnas. Se limitaron a liberar espacio en la primera planta del número 13 de la calle Génova.

IU y UPyD desaparecen del mapa político

Los primeros en reaccionar, antes incluso de que se escrutaran el 100% de los votos, han sido los candidatos David Ortega (UPyD) y Raquel López (Izquierda Unida). La formación magenta no ha logrado obtener representación en el Consistorio, ya que solo ha sido respaldado por 29.8231 votantes, el 1,83%.

UPyD Madrid desaparece y López (IU) tacha de «miserable» a Garzón

La candidata de IU al Ayuntamiento de Madrid, Raquel López (con 27.869 votos, el 1,71%), ha asegurado que los miles de militantes han tildado al candidato a la Presidencia del partido, Alberto Garzón, de «miserable» y ha asegurado que los militantes de la federación de Madrid no van a perdonarle «jamás» que haya trabajado contra la candidatura en la capital.

La candidata de Ciudadanos (C's) a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, se ha dirigido esta noche a los votantes de Ciudadanos a los que les ha asegurado que no les van a traicionado y ha indicado que «esto es el principio». La formación naranja irrumpe en el pleno del Ayuntamiento como la cuarta fuerza política con el respaldo de 186.059 votantes, es decir, el 11,41% del electorado.

Dos décadas «populares»

Con estos resultados, el Partido Popular ha perdido la mayoría absoluta que logró hace cuatro años (con 31 concejales) y que le ha permitido gobernar en solitario en el Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid desde hace más de dos décadas: en el Consistorio desde 1991 y en el Ejecutivo regional desde 1995, ininterrumpidamente. Las elecciones de este domingo son las décimas en la ciudad de Madrid en el actual periodo constitucional, desde que se constituyeron los ayuntamientos democráticos en 1979. En ese periodo, la capital de España ha sido gobernada por dos alcaldes socialistas –Enrique Tierno Galván y Juan Barranco–, uno centrista –Agustín Rodríguez Sahagún– y tres populares –José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella–.

Madrid ha tenido dos alcaldes socialistas, uno centrista y tres populares

Enrique Tierno Galván gobernó desde las elecciones de abril de 1979 –en las que en realidad ganó UCD con un 40,3 % de votos y los mismo 25 concejales y Alianza Popular solo obtuvo 12.765 votos– hasta su fallecimiento el 19 de enero de 1986, en la primera legislatura con el apoyo del PCE y en la segunda con mayoría absoluta.

A su muerte fue elegido por la corporación el socialista Juan Barranco, que en la tercera legislatura, la más convulsa de estos 36 años de ayuntamiento democrático en Madrid, tuvo que pactar con el CDS hasta que este partido y el PP acordaron una moción censura que el 29 de junio de 1989 llevó a la alcaldía al centrista Rodríguez Sahagún.

La cuarta legislatura fue la primera en la que el PP obtuvo una mayoría absoluta que luego ha mantenido durante 24 años. Álvarez del Manzano ganó con holgura las municipales de 1991, 1995 y 1999, y Alberto Ruiz-Gallardón, al que el entonces presidente del PP y del Gobierno, José María Aznar, llamó desde la Comunidad de Madrid para mantener Madrid en los siguientes comicios, ganó de nuevo con mayoría absoluta las citas electorales de 2003, 2007 y 2011.

Tras ser nombrado ministro de Justicia en el primer gobierno de Mariano Rajoy, la número dos de la lista municipal del PP, Ana Botella, fue elegida el 27 de diciembre de 2011 como primera alcaldesa de la capital de España en toda su historia.

Gallardón, la victoria más abultada

La victoria más abultada en las nueve convocatorias electorales celebradas en Madrid desde 1979 fue la de Ruiz-Gallardón en 2007, cuando el PP obtuvo el 55,6 % de los votos, casi tres puntos por encima del 52,7 % con el que ganó Álvarez del Manzano en 1995.

El PP se ha mantenido dos décadas por encima del 49 % de apoyo popular en Madrid, mientras el PSOE, que alcanzó la mayoría absoluta en 1983 con un 48,6 % de los votos, alcanzó su nivel más bajo en las pasadas elecciones, con un 23,9 %, casi 13 puntos porcentuales menos que en los comicios de 2003.

El resultado más ajustado entre las dos principales fuerzas políticas en la capital se remonta a las municipales de 1878, cuando el PSOE ganó con un 40,5 % de los sufragios y el PP obtuvo su nivel más bajo, con un 33,8 %, ante el surgimiento del CDS, que alcanzó el 15,1 % para luego hundirse.

Izquierda Unida logró su mejor resultado en la ciudad en 1995, cuando obtuvo un 15,6 % de los votos y nueve asientos en el Pleno, mientras UPyD consiguió representación en el Pleno por primera vez en las pasadas elecciones, con un 7,9 % de las papeletas y un grupo de cinco concejales.

La participación más importante se produjo en 1995, cuando llegó al 71,2 %, y la más baja fue precisamente en las anteriores, con un 59,4 %, mientras que en las últimas se quedó en un 67,2 %, ligeramente por encima de las de mayo de 2003, en que fue del 65,9 %.