El presidente de la gestora que ahora dirigel PSM, Rafael Simancas
El presidente de la gestora que ahora dirigel PSM, Rafael Simancas - efe
crisis en el psm

Simancas: «Las encuestas auguraban un 11% para Gómez y no podíamos permitirnos ese lujo»

El presidente de la gestora que ahora dirige el PSM remarca que había que actuar ante un «deterioro progresivo» porque el PSOE no debía «resignarse a perder» las elecciones

Actualizado:

El presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas, ha defendido este lunes la destitución de Tomás Gómez alegando que se conocían encuestas que auguraban para los socialistas un 11% de los votos en las autonómicas, y el partido no podía «permitirse ese lujo» y «resignarse a perder» las elecciones.

En declaraciones en Antena 3, Simancas ha remarcado que cuando él dejó la dirección del PSM el partido tenía el 35% de los votos, mientras que en las pasadas elecciones europeas cosechó un 18% y para las autonómicas de mayo una encuesta de este mes de enero arrojaba un 11%.

Un «deterioro progresivo» ante el que había que actuar, ha dicho el presidente de la gestora, porque el PSOE no puede «permitirse el lujo» de no intentar ganar estos comicios y «resignarse a perder». «Esta ha sido la razón fundamental de reaccionar. Las organizaciones que tienen problemas y no adoptan decisiones no son más democráticas, son más irresponsables», ha subrayado.

Pedro Sánchez, ha añadido Simancas, no fue elegido para «quedarse en un despacho» viendo en los periódicos e informativos «cómo no avanzábamos», sino que fue elegido para tomar decisiones. Y ha adoptado una decisión para que el PSOE tenga opciones de sumar fuerzas, ganar y gobernar en Madrid, algo que antes no tenía «aunque pueda parecer injusto para el trabajo de los compañeros» socialistas madrileños.

Limpia en el PSOE

Rafael Simancas ha remarcado que el hecho de que ayer Pedro Sánchez dijera que ya había empezado a limpiar el PSOE no quiere decir que esté en duda la honradez y la honorabilidad de Tomás Gómez, ni siquiera por el sobrecoste del tranvía de Parla, que es «una cuestión de gestión, la opinión en torno a una gestión más o menos buena».

Como ejemplo, ha recordado que las obras de la M-30 «tuvieron un sobrecoste de 3.000 millones de euros, y nadie duda de la honorabilidad de Alberto Ruiz-Gallardón». «Todos, dentro y fuera del PSOE, sabíamos que no iba a ir bien, que nos íbamos a quedar con un 11 ó 13 % de votos, y el PSOE no puede tener una expectativa tan baja, un apoyo social tan bajo en Madrid», ha repetido.

Sin primarias, pero «democrático»

Simancas ha dicho respetar la decisión de Amparo Valcarce de presentarse como opción para la candidatura a las autonómicas, pero ha negado que el hecho de que no se vayan a convocar primarias no significa que no se vaya a celebrar un proceso democrático.

Habrá, ha dicho, consulta a los militantes, que desde este miércoles hasta este viernes podrán opinar y votar en sus agrupaciones a quien crean que debe encabezar la candidatura, un proceso más «rápido» que las primarias pero igual de democrático. «La democracia tiene sus cauces legítimos, y unas veces son de una manera y otras de otra», ha zanjado.