tribunales

Condena al Sermas por la muerte de un bebé al que alumbraron con fórceps

La aplicación de esa técnica provocó una lesión medular al recién nacido, que lo dejó tetrapléjico. A los pocos días, falleció. El caso lo ha llevado El Defensor del Paciente

Actualizado:

La Sección 10ª de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), en procedimiento tramitado por los Servicios Jurídicos de El Defensor del Paciente, ha dictado sentencia por la que condena al Sermas al pago de una indemnización de 106.000 euros, por la defectuosa asistencia sanitaria prestada a una paciente durante el parto: la aplicación de fórceps derivó en la rotura de la médula del bebé y su posterior fallecimiento. La condena se fundamenta en las manipulaciones encontradas en el partograma y protocolo de intervención de la historia clínica.

Según las ecografías, el feto era grande para su edad gestacional. A la madre, de 33 años, se le aplicó la anestesia epidural, pero el bebé seguía demasiado alto.

Sin embargo, inmediatamente después procedieron a la extracción del bebe por vía vaginal, con uso de fórceps, que causó la rotura de la médula y otras lesiones al bebé, quedando en situación de tetraplejia. Finalmente, el niño falleció pocos días después.

Los hechos ocurrieron en 2009 en el Hospital Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares.