El alcalde de Oza dos Ríos, Pablo González Cacheiro, y el alcalde de Cesuras, Julián Lucas
El alcalde de Oza dos Ríos, Pablo González Cacheiro, y el alcalde de Cesuras, Julián Lucas - efe

La fusión de Oza y Cesuras supuso un ahorro de 25.000 euros al año en «gasto político»

Al tratarse de un municipio pequeño, con poco más de 5.000 habitantes, el ahorro es significativo, según la diputada del PPdeG Paula Prado

Actualizado:

La fusión de los municipios de Oza y Cesuras ha supuesto un ahorro anual de 25.000 euros en «gasto político» y un aumento de los ingresos por población de 118.000 euros, un 14,10 por ciento más, así como un incremento de un 300 % en las subvenciones que valoran la colaboración municipal.

Estos datos fueron facilitados este martes en comisión parlamentaria por el director general de Administración Local, Alberto Pazos, a preguntas de la diputada del PPdeG Paula Prado, que calificó la fusión municipal como una «herramienta adecuada» para la racionalización en este ámbito, que consideró «imprescindible» y «urgente».

A solo unos días de que se cumpla el primer aniversario de la primera fusión municipal en España en 44 años, Pazos explicó que la primera reducción se había producido en el número de representantes, con el consiguiente ahorro en «gasto político» de 25.000 euros al año, que serán 50.000 desde la fusión hasta las próximas elecciones.

También reseñó el incremento de la participación en los ingresos del Estado por población, que hasta enero de 2014 eran de 503.553 euros/año en Oza y 337.012 en Cesuras, hasta un total de 840.012 euros, y que a partir de enero de este año se han incrementado en 118.554 euros, lo que supone un porcentaje del 14,10 por ciento.

Además, explicó que, en la línea de la Xunta de promover la colaboración entre municipios, el nuevo Ayuntamiento ha visto incrementadas sus subvenciones en este ámbito en un 300 por ciento, que continuará en los próximos años.

«Mero maquillaje»

Por su parte, la diputada preguntante dijo que esta situación rechaza por sí misma las acusaciones de que se trataba de un «mero maquillaje» o un «titular» en el debate del estado de la Autonomía.

Señaló también que, al tratarse de un municipio pequeño, con poco más de 5.000 habitantes, el ahorro es significativo, ya que solo con el menor coste de representantes se puede contratar o mantener un trabajador social o un orientador laboral para beneficio de los vecinos. Paula Prado se refirió al momento de baja estima social de los políticos, con el argumento de que solo piensan en ellos, y concluyó que el proceso de Oza-Cesuras indica que sí se toman decisiones en beneficio de los ciudadanos.