Los doce radicales niegan que  reventasen una manifestación de Galicia Bilingüe de 2009
Grupo de independentistas en el juicio - miguel muniz

Los doce radicales niegan que reventasen una manifestación de Galicia Bilingüe de 2009

Denuncian que les obligan a participar en «una aberración jurídica», pues consideran que se les juzgará por ser «defensores del gallego». La Fiscalía pide para ellos un total de 45 años de cárcel

ep
Actualizado:

Once de los 12 acusados por altercados en la manifestación de Galicia Bilingüe en febrero de 2009 han negado este martes su participación en actos violentos.

Medio centenar de personas se han concentrado este martes a las puertas de los juzgados de Fontiñas en Santiago de Compostela en muestra de su «solidaridad» con los 12 jóvenes independentistas procesados por altercados registrados en febrero de 2009 en una manifestación convocada por Galicia Bilingüe.

En la protesta han estado presentes diversos representantes del BNG, Galiza Nova y del sindicato CIG. Los participantes han coreado consignas en gallego como «defender la lengua no es delito» y han entonado el Himno de Galicia antes de que los acusados entrasen en las dependencias judiciales.

En declaraciones a los medios, uno de los independentistas que serán juzgados, Aurelio Lopes, ha insistido en que todos ellos son «personas que aman su país y su idioma» y ha destacado que aquel día se manifestaban «contra una marcha del odio». También otro de los acusados, Joam Peres, ha tomado la palabra ante los asistentes para denunciar lo que él considera «una situación colonial y de exterminio» y ha animado a continuar «la lucha» antes de proclamar «viva Galiza ceibe».

El juicio a 12 independentistas por los altercados registrados en la manifestación de Galicia Bilingüe de febrero de 2009 se celebra finalmente más de cinco años después este martes en los juzgados de Fontiñas de Santiago de Compostela. Tres de los procesados han denunciado que les obligan a participar en «una aberración jurídica», pues consideran que se les juzgará por ser «defensores del gallego».

Además, ven una «casualidad» el hecho de que esta tercera fecha para el juicio -ya se aplazó en dos ocasiones- se corresponda también con un periodo de campaña electoral, algo que vinculan con el «impulso político» por parte de la Fiscalía, que pide para ellos un total de 45 años de cárcel y más de 30.000 euros por daño patrimonial y a la que acusan de «judicializar un conflicto lingüístico».

Gloria Lago declara como testigo

La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, ha defendido que la manifestación de febrero de 2009 era «legal» y contaba «con todos los permisos» con el objetivo, según ha dicho, de «reclamar la libertad de elección».

Frente a esto, ha denunciado que «los que la reventaron tiraron piedras y botellas». «Si eso es defender el gallego...», ha expresado. Lago declarará en calidad de testigo el viernes en los juzgados de Fontiñas. «Espero muy poco del juicio. Después de lo que he visto, no confío en la Justicia», señala la portavoz de Galicia Bilingüe, quien celebra que «por lo menos sean juzgados».