Mueren las 68 personas que viajaban en  el avión siniestrado en Cuba
El ATR-72 de Aerocaribbean siniestrado - AFP

Mueren las 68 personas que viajaban en el avión siniestrado en Cuba

A bordo iban 40 cubanos y 28 extranjeros, entre ellos el español Manuel González Asensio, nueve argentinos, siete mexicanos, tres holandeses, dos alemanes, dos austriacos, un francés, un italiano, un japonés y un venezolano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un avión ATR-72 de la compañía Aerocaribbean, que cubría la ruta entre las ciudades de Santiago de Cuba y La Habana, se ha estrellado en las cercanías de Sancti Spíritus, en el centro de la isla. Fuentes consultadas aseguran que no hay supervivientes.

Los servicios de rescate han localizado los primeros cadáveres. Entre los 68 ocupantes del avión hay ciudadanos de hasta diez nacionalidades, entre ellos el español Manuel González Asensio. El único español que viajaba en el avión siniestrado este jueves en el centro de Cuba es extremeño, según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura. En la aeronave siniestrada volaban, además, nueve argentinos, siete mexicanos, tres holandeses, dos alemanes, dos austriacos, un francés, un italiano, un japonés y un venezolano.

El vuelo 883 de la aerolínea local Aerocaribbean transportaba a 61 pasajeros, de ellos 33 cubanos, 28 extranjeros y 7 tripulantes (también cubanos), según autoridades locales citadas por el Noticiero Nacional de Televisión, tal y como recoge "Diario de Cuba". Se prevé que no haya supervivientes.

El avión modelo ATR-72-212 perdió el contacto con la torre de control alrededor de las 17.42 de la tarde (23.42 de la noche en la España peninsular). No se sabe aún las causas del siniestro. Las principales hipótesis son dos: un fallo técnico o el influjo de la tormenta tropical Tomás, actualmente activa en el Caribe.

Perdió el contacto con la torre de control

Según la información difundida por televisión, antes de estrellarse la aeronave ATR-72 comunicó de una situación de emergencia y después perdió todo contacto con los servicios de control de tránsito aéreo. El accidente ocurrió en las proximidades de las comunidades rurales de Paredes y Guasimal, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Sancti Spíritus, en el centro de la isla.

Según el diario local Escambray, los servicios de urgencia médica y las principales autoridades se han movilizado hacia el lugar de la catástrofe para valorar los daños y emprender las medidas de emergencia pertinentes. El avión aún arde, según los medios cubanos, y es difícil acceder a la nave. Las autoridades de la isla han creado una comisión para investigar este accidente.

El sitio web Cubadebate indica que el ATR 72 es un avión comercial con dos motores turbohélice para viajes regionales y trayectos de corta duración construidos en Francia e Italia por ATR (Avions de Transport Régional). La aeronave tiene capacidad máxima de 74 asientos y es tripulado por dos personas.