Donald Trump durante una conferencia de prensa en e Despacho Oval de la Casa Blanca
Donald Trump durante una conferencia de prensa en e Despacho Oval de la Casa Blanca - Reuters

Trump ordena un endurecimiento de las sanciones con Irán por el ataque a los campos petrolíferos de Arabia Saudí

El secretario de Estado norteamericano visita Arabia Saudí para recibir información de los bombardeos y coordinar una respuesta

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Donald Trump ha ordenado «un incremento sustancial» de las sanciones contra Irán tras el ataque contra los campos petrolíferos de Arabia Saudí del sábado, tras el que la inteligencia de Estados Unidos sospecha que se encuentra Irán.

«Acabo de indicarle al secretario del Tesoro [ministro de Economía] que apruebe un aumento sustancial de las sanciones contra Irán», ha dicho el presidente estadounidense en un mensaje publicado este miércoles en la red social Twitter.

Trump no ha dado más detalles sobre cuantías o plazos. Desde que en 2018 el presidente retirara a EE.UU. del acuerdo de desnuclearización firmado por las potencias mundiales con Irán, la Casa Blanca ha aprobado varias rondas de sanciones.

El secretario de Estado [ministro de Exteriores] Mike Pompeo visitará en las próximas horas Arabia Saudí, donde ya trabaja un grupo de investigadores militares norteamericanos para tratar de dilucidar si en realidad Irán fue el autor del ataque.

Tanto el presidente Trump como su vicepresidente, Mike Pence, han advertido en los días pasados de que EE.UU. está «armado y listo» para responder al ataque contra un aliado suyo que además ha interrumpido un 5% de la producción mundial de crudo.

Irán, por su parte, ha advertido de que responderá a cualquier ataque de Arabia Saudí, EE.UU. o sus aliados. Según informan los medios estatales iraníes, el régimen islámico difundió una nota en la que dijo que su respuesta será «rápida y fuerte, y puede incluir objetivos más amplios que el lugar del que procedan los ataques».

La milicia rebelde de los hutíes en Yemen ha reivindicado el ataque contra los campos petrolíferos del sábado. Tanto EE.UU. como Irán han dicho que los drones y los misiles empleados eran iraníes e investigan los sistemas de radares para decidir si el bombardeo, tecnológicamente muy avanzado, fue perpetrado en realidad desde Yemen o Irán.

Los hutíes han sido financiados y armados por Irán y libran una guerra civil en Yemen contra los aliados de Arabia Saudí, que desde 2015 tiene en pie una campaña de bombardeos aéreos para evacuarles del país.