Testigos españoles relatan las escenas de horror y confusión tras el tiroteo mortal

Entre los múltiples testigos del infierno que se vivió en el centro de Estrasburgo, había muchos...

Actualizado:

Entre los múltiples testigos del infierno que se vivió en el centro de Estrasburgo, había muchos españoles. Estudiantes que tuvieron que protegerse donde creían sentirse a salvo: en bibliotecas, hoteles o portales. A algunos les pilló demasiado cerca, llegaron a sentir ráfagas, pero al principio creían que eran petardos hasta que la gente empezó a correr. Noche convulsa también para los eurodiputados españoles. Quedaron confinados durante horas en el Parlamento, entre ellos cuatro del PP que estaban en su interior. No podían garantizar la seguridad plena porque el atacante andaba suelto, armado y era muy peligroso. La masacre se había producido a tan solo tres kilómetros de una de las sedes de la Unión Europea.-Redacción-