Siria y Somalia, los países más peligrosos del mundo para los periodistas
Imagen del periodista estadounidense secuestrado en Siria, en un vídeo difundido este martes - afp

Siria y Somalia, los países más peligrosos del mundo para los periodistas

En los primeros nueve meses del año 110 periodistas han sido asesinados en 25 países, una cifra «jamás registrada en un periodo similar», según la organización «Campaña por un Emblema de Prensa»

ginebra Actualizado:

Siria y Somalia son los países más peligrosos para los periodistas, según denuncia la «Campaña por un Emblema de Prensa» (PEC), organización civil que busca la protección de los comunicadores en situaciones violentas. Al presentar sus estadísticas de periodistas asesinados en lo que va de año PEC precisó que en Siria murieron 32 comunicadores y en Somalia, 16. México, con 10 periodistas asesinados, ocupa el tercer lugar, y Brasil el cuarto, con 7.

110 periodistas fueron asesinados en 25 países en los primeros nueve meses del año, una cifra «jamás registrada en un periodo similar», dijo el secretario general de la PEC, Blaise Lempen, en Ginebra, donde está radicada la entidad.

Según las estadísticas que elabora, el número de periodistas muertos entre enero y septiembre pasados fue un 36% superior al registrado entre los mismos meses de 2011, un año que ya se consideraba especialmente violento. El número de víctimas mortales en el sector de la prensa «ya supera el de todo el año 2011, cuando 107 periodistas fueron asesinados», agregó Lempen.

«Un objetivo más»

Al revisarse los datos queda confirmado que es la guerra civil en Siria la principal causante de este preocupante aumento ya que sólo en este país han muerto por lo menos 32 periodistas desde enero. «Los combatientes, ya sean del bando gubernamental o del lado de los rebeldes, convierten a los periodistas en un objetivo más. Esta es una práctica que condenamos enérgicamente», subrayó Lempen.

Otra situación de conflicto donde la situación se ha deteriorado gravemente para la prensa es la que se registra en Somalia, donde 16 periodistas han perdido la vida en los nueve meses considerados.

En el tercer lugar está México, con una decena de periodistas muertos en un contexto «con frecuentes casos de mutilaciones y niveles de inseguridad crónica en algunas regiones», indicó la PEC.

Brasil y Pakistán ocupan el cuarto lugar entre los países más peligrosos, con siete asesinados cada uno, mientras que en el sexto está Honduras, donde murieron seis periodistas.

Siguen en la lista, por orden de peligrosidad para ejercer la profesión de periodista, Filipinas (cinco muertos), Irak (tres) y Nigeria (tres).

Lempen aseguró que la PEC ha obtenido confirmación a finales de agosto de la muerte de tres periodistas detenidos en Eritrea, aunque se desconoce la fecha exacta en la que fallecieron. Siguen Afganistán, Bolivia y la India, con dos periodistas asesinados en cada país. Con un caso figuran Bahrein, Bangladesh, Camboya, Colombia, Ecuador, Haití, Indonesia, Nepal, Uganda, Panamá, Tanzania y Tailandia.