Caja negra del avión de Germanwings Airbus A320
Caja negra del avión de Germanwings Airbus A320 - REUTERS

El secreto de las cajas negras, imprescindibles para descifrar una tragedia aérea

Gracias a ellas, cerca del 90% de los accidentes aéreos han podido ser explicados

Actualizado:

La confusión que envuelve a la desaparición del vuello MS804 de EgyptAir continúa. Pero puede acabar con el hallazgo de las cajas negras. Tras las confirmaciones y desmentidos en la aparición de los primeros restos, ahora el Ejército egipcio asegura haberlos encontrado a 290 km al norte de Alejandría. Junto a las primeras piezas, han aparecido pertenencias de los pasajeros que volaban en el Airbus A320, tratando de localizar las cajas negras, que resolverían el acertijo de esta misteriosa tragedia.

«Ojalá encontremos restos porque eso nos permitiría localizar el avión y sus cajas negras, lo que nos llevaría a establecer las causas» del siniestro del Airbus, dijo este jueves Azanásios Binis, director del Comité de Investigación de Accidentes de la Aviación Civil de Grecia.

¿Por qué resulta vital encontrar las cajas negras ? Solo su hallazgo podrá explicar por qué el Airbus A320 descendió desde los 37.000 pies hasta los 15.000 de forma súbita precipitándose al mar a unas 130 millas al sureste de la isla griega de Kárpatos. Gracias a ellas, cerca del 90% de los accidentes aéreos han podido ser explicados.

Estas grabadoras de datos, introducidas en la aviación a partir de los años 60, se encuentran en el interior de unas cajas metálicas particularmente sólidas. Con un peso de entre siete y diez kilos cada una, son en realidad de color naranja con bandas reflectoras blancas para poder ser encontradas con más facilidad.

Las cajas negras son fabricadas para resistir a tres tipos de accidentes: fuertes impactos, inmersión profunda (hasta 6000 metros de profundidad) y a un incendio de hasta 1100 grados. Son colocadas en la parte trasera de la aeronave, en un lugar totalmente inaccesible y estratégico: es la parte del avión mejor protegida en caso de accidente.

Estos registradores se usan además de en aviones, en otros medios de transporte como barcos y trenes. Aunque son en realidad de color naranja, se cree que se las llaman cajas negras por el luto que envuelven a este tipo de accidentes.