El Reino Unido ve el euro como un «edificio en llamas sin salidas»
El primer ministro británico, en el Parlamento británico - reuters

El Reino Unido ve el euro como un «edificio en llamas sin salidas»

El ministro de Exteriores cree que la moneda única es un «monumento histórico de locura colectiva»

BORJA BERGARECHE
ENVIADO ESPECIAL A LIVERPOOL Actualizado:

La ansiedad por el crucial voto sobre la moneda única celebrado este jueves en el Parlamento alemán ha cruzado el Canal de la Mancha para manifestarse también en la arena política británica. El gobierno de coalición que dirige el conservador David Cameron ha enviado a Polonia a su espada más europeísta, el viceprimer ministro liberal, Nick Clegg, para hacer sentir su influyente voz entre los socios comunitarios.

El Gobierno británico aprovechará la intervención de Clegg en la cumbre de la UE con los países del llamado partenariado oriental(Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania) para advertir contra cualquier interferencia en el mercado único por parte de los miembros de la eurozona. Londres teme que las inminentes reformas hacia un mayor gobierno económico de la moneda única puedan imponer nuevas regulaciones en los mercados británicos sin haber participado de la toma de decisión.

Los cambios en las estructuras de gobierno no pueden conducir a una Europa más débil y dividida donde los objetivos de los que están «dentro» del euro se establecen en contra de los que están «fuera», dirá Clegg a sus 26 socios, según adelanta hoy «The Times».

El ministro de Exteriores, por su parte, ha sido criticado por sus declaraciones ayer en las que califica el establecimiento de la moneda única como «un monumento histórico de locura colectiva», según una entrevista publicada por «The Spectator», una revista política conservadora. «En 1998 describí al euro como un edificio en llamas sin salida, y así se ha demostrado para muchos países que pertenecen a la eurozona», declaró Hague, que empleó esta expresión cuando era el líder de los conservadores británicos a finales de los 90.

¿Referéndum sobre la UE?

El actual ministro de Exteriores es uno de los ideólogos más respetados en las filas «tories», y es conocido por su escasa simpatía a incrementar la integración del Reino Unido en la UE. Sus palabras encenderán sin duda a la militancia euroescéptica de cara a la conferencia que celebrará el partido conservador la semana que viene en Manchester. En las últimas semanas, Hague, al igual que el ministro de Finanzas, George Osborne, ha prestado su apoyo intelectual al sector del partido conservador que pide revisar las relaciones del Reino Unido con la UE y la celebración de un referéndum.

Las declaraciones de Hague han sido criticadas por el exministro para Europa laborista, Denis MacShane. «Todos sabemos que William es un fanático euroescéptico y que la semana que viene es la conferencia conservadora; pero es también el responsable de la diplomacia británica y no se me ocurre una declaración más desafortunada para un ministro de Exteriores», ha dicho el actual diputado laborista, conocido por su vocación europeísta.

Desde las filas de la oposición, el líder laborista Ed Miliband se mostró el miércoles contrario a la celebración de un referéndum sobre la pertenencia a la UE, tal y como han solicitado varios diputados conservadores. «No creo que haya un argumento fuerte a favor del referéndum y no detecto un fuerte apetito del público por ello, a pesar de lo que digan ciertos periódicos», dijo ayer Miliband en una sesión abierta de preguntas y respuestas celebrada durante la convención laborista, que termina hoy en Liverpool.