Turquía ya acoge 7.000 refugiados sirios mientras se suceden las condenas
Refugiados sirios en Turquía - efe

Turquía ya acoge 7.000 refugiados sirios mientras se suceden las condenas

Pese a que «las opiniones de los países árabes varían», la Liga Árabe se suma a las condenas de la ONU o EE.UU.

Naciones Unidas Actualizado:

La responsable de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, Valerie Amos, ha alertado de la «creciente salida de refugiados sirios» ante la continua represión gubernamental y agradeció a países vecinos como Turquía que mantengan abiertas sus fronteras para recibirlos.

«Agradezco a los Estados vecinos que hayan dejado abiertas sus fronteras y valoro la ayuda que han proporcionado», aseguró Amos en un comunicado en el que subrayó que Naciones Unidas está «preparada» para ayudar a esos países «en la manera que sea necesaria», especialmente «tras el reciente aumento» del número de refugiados.

La responsable de la OCHA, que mostró su «profunda preocupación» ante la violencia que vive Siria, cifró en más de 10.000 las personas que han abandonado el país y aseguró que el número de muertes dentro del país árabe asciende ya a 1.200.

En el caso de Turquía, país con el que Siria limita al norte, el número de refugiados sirios que se han asentado en sus campamentos fronterizos en los últimos días ha aumentado a casi 7.000, según informaron fuentes oficiales turcas.

Cientos de detenidos

Los refugiados que llegan a Turquía huyen de la persecución por parte de las fuerzas policiales sirias, que les responsabilizan de la muerte de 120 efectivos de seguridad el pasado 6 de junio en la población fronteriza siria de Yisr al Shugur.

Las fuerzas de seguridad sirias han detenido a cientos de personas en la localidad y en las zonas cercanas tras retomar el control de la ciudad, después de los enfrentamientos de la semana pasada.

Condenas a la represión

El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, calificó la situación en Siria de peligrosa y preocupante para todos en declaraciones a los periodistas en El Cairo. Según Musa, hay «una gran inestabilidad» en Siria.

Musa anunció que actualmente se llevan a cabo muchas consultas al respecto y añadió que «las opiniones de los países árabes varían aunque están todos muy preocupados y siguen con atención y enfado la crisis actual en Siria».

En ese sentido se expresó la Casa Blanca que condenó «en los términos más contundentes posibles» la violencia de la represión del régimen sirio contra la oposición.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney reiteró además el llamamiento del presidente estadounidense, Barack Obama, dirigido al presidente sirio, Bashar al Assad, para que «se aparte» si no quiere liderar una transición democrática.