Niños musulmanes leen el Corán, su libro sagrado
Niños musulmanes leen el Corán, su libro sagrado - AFP

Prohibido rezar en horas de clase

Una escuela de Dinamarca cree que los alumnos musulmanes no pueden mezclar la religión con la educación

CORRESPONSAL EN COPENAGUEActualizado:

Un nuevo debate sacude a la sociedad danesa, motivado esta vez por los rezos que los alumnos musulmanes llevan a cabo en horario escolar y que la directora de un centro educativo ha decidido prohibir. «Algunos estudiantes querían disponer de una sala para rezar dentro de la escuela y los alumnos de religión musulmana cada vez se hacen notar más y, en ocasiones, utilizan los pasillos para rezar. Religión y educación no van juntas, la religión pertenece a la vida privada», explica Inger Margrethe Jensen, directora de SOPU Hillerød, una escuela de formación profesional de un barrio al norte de Copenhague, al diario BT. La prohibición no solo se extiende a las horas en las que los estudiantes están en las aulas sino que también alcanza a los periodos de descanso entre clases, es decir, siempre que los alumnos estén dentro del centro.

La alumna en cuestión ha utilizado la red social Facebook para protestar contra la decisión de la escuela y recoger firmas entre sus compañeros. Aunque la joven no ha querido hacer declaraciones, una portavoz de la familia ha explicado que nadie debería obligar a una persona a «seguir la cultura danesa y no rezar». La directora, sin embargo, considera que todo esto no hace sino añadir más leña al fuego. «Nos han preguntado que por qué no podían rezar a determinadas horas porque, según las leyes islámicas, hay que rezar en determinados momentos, pero creo que todo esto es muy desafortunado y solo pone gasolina al fuego del islamismo», dice Jensen, que considera que la institución no puede adaptarse a las demandas de las religiones.

La polémica llega apenas un mes después de que otra escuela de Copenhague indicase a sus alumnas que no podrían seguir asistiendo a clase a menos que dejasen de utilizar el niqab.