Polémica en Francia por conceder la nacionalidad al héroe escalador

Ser un héroe es agotador, más que escalar cuatro pisos, y eso se nota en el rostro de Mamadou. Ha...

Actualizado:

Ser un héroe es agotador, más que escalar cuatro pisos, y eso se nota en el rostro de Mamadou. Ha recogido su permiso de residencia, el primer paso para conseguir la nacionalización, con un escueto "Gracias, Francia".Las gracias se las ha dado también a él la familia del niño de cuatro años. Para empezar, la abuela -que, con la madre, vive en la isla de Reunión, territorio francés en el Índico-.El padre se enfrenta ahora a una pena de hasta dos años de cárcel por descuidar sus obligaciones al dejarlo solo en casa. En cuanto a Mamadou, a sus honores y a sus papeles-exprés hay quien considera hipócrita premiarle mientras se tramita una ley para acelerar la deportación del resto de sin-papeles. Y, por otro lado, los hay que critican que se le conceda un trato de favor.Realmente no es así. El Código Civil permite agilizar la nacionalización por un servicio excepcional al país. El presidente Macron lo resume así.Francia es una voluntad de compromiso, y él la ha demostrado de sobra.