El petrolero británico capturado por Irán lleva 23 personas a bordo y se dirigía a Arabia Saudí

La propietaria confirmó que perdió el contacto después de que se le acercaran pequeñas embarcaciones no identificadas y un helicóptero

Corresponsal en WashingtonActualizado:

El petrolero británico capturado este viernes por la Guardia Revolucionaria iraní en el estrecho de Ormuz había zarpado de Houston, en Texas (Estados Unidos) cargado con etanol el pasado mayo y, tras atravesar el canal de Panamá y atravesar el oceáno Pacífico, había efectuado paradas en India y Emiratos Árabes Unidos. En el trayecto entre el puerto emiratí de Fujairah y su destino en Jubail, en Arabia Saudí, el buque fue interceptado ayer por las fuerzas navales de los Guardianes de la Revolución iraníes.

Stena Bulk, la compañía propietaria del Stena Impero, confirmó ayer que había perdido el contacto con el buque, que en esos momentos contaba con 23 personas a bordo, e indicó que a partir de entonces se encontraba rumbo al norte de Irán.

Según esta empresa, se le aproximaron «pequeñas embarcaciones no identificadas y un helicóptero» en el estrecho de Ormuz, en la región del golfo Pérsico.

«No se ha informado de heridos y la seguridad es la primera preocupación tanto de los propietarios como de los operadores (Northern Marine Management)», afirmaban anoche fuentes de Stena Bulk.