El general y exdirector de la CIA, David Petraeus
El general y exdirector de la CIA, David Petraeus - REUTERS

Petraeus acusa a las compañías tecnológicas de «no hacer lo suficiente» contra el yihadismo

El ex director de la CIA alerta en un artículo en «The Times» de que la red se ha convertido «en un nuevo campo de batalla»

MADRIDActualizado:

El general David Petraeus, director de la CIA entre 2011 y 2012, ha instado a las grandes empresas de Internet a actuar con más contundencia contra las redes cibernéticas que utilizan los terroristas islámicos. En un artículo publicada en el diario británico The Times, y basándose en un reciente estudio del think tank Policy Exchange, Petraeus alerta de que la red «es todo un nuevo campo de batalla».

Las instrucciones para construir una bomba como la empleada en el fallido atentado de Londres de la pasada semana, explica Petraeus, se pueden encontrar fácilmente en Internet. Pero al margen de las cuestiones logísticas, la red de redes provee a los yihadistas de canales para comunicarse y difundir su propaganda. Para el general, el estudio de Policy Exchange demuestra «la escala y la sofisticación de los medios usados por los terroristas para diseminar sus mensajes online a través de un amplio espectro de plataformas que incluyen Facebook, Twitter y Youtube».

«Las redes sociales deberían hacer más para prevenir la proliferación de contenido terrorista», defiende Petraeus. Y no es el único que piensa de esa forma: el 65% de las 2.000 personas encuestadas por Policy Exchange consideran que los gigantes tecnológicos (Google, Facebook, Youtube) no están haciendo lo suficiente para atajar la radicalización online. Además, un 75% se muestran favorables a dictar leyes que castiguen el consumo reiterado de material extremista y un 73% cree que se debe ilegalizar el visionado de propaganda online.

Según Petraeus, «es muy difícil encontrar el equilibrio correcto entre la privacidad y el derecho de las autoridades para intervenir y reducir la libertad que han tenido los islamistas para usar el ciberespacio». El estudio citado por Petraeus desgrana a lo largo de más de cien páginas propuestas destinadas a gobiernos, empresas y usuarios para vetar la difusión de contenido extremista. Policy Exchange llama a los Estados a «seguir una línea más dura con las empresas y obligarlas a actuar».