Una pareja siria toma las fotografías de su boda entre las ruinas de la ciudad de Homs

La ciudad, que recibió el sobrenombre de «capital de la revolución» tras el inicio de las protestas contra Al Assad, retrata la evolución del conflicto

ABC.ES
MADRIDActualizado:

Las cifras muestran el horror de una guerra, pero el dolor de un conflicto se descubre a través de quienes lo sufren. En cuatro años de enfrentamientos, más de 220.000 personas han muerto y alrededor de cuatro millones han sido desplazadas en Siria. El auge de los grupos terroristas, la confusión y división entre los opositores y la intervención de potencias extranjeras solo ha añadido más complejidad a un enfrentamiento que ha arrasado el país árabe. La vida cotidiana, aunque entre ruinas, sigue. Las fotografías tomadas por Joseph Eid muestran, según sus palabras, que «la vida es más fuerte que la muerte». Por eso retrata a una joven pareja recién casada entre los restos de Homs: Hassan Youssef, un militar de 27 años del Ejército sirio de Bashar Al Assad, y Nada Merhi, de 18 y con un traje de novia blanco.

La situación de Homs muestra la evolución del conflicto. La ciudad recibió el sobrenombre de «capital de la revolución» tras el inicio de las protestas contra el régimen de Bashar Al Assad en marzo de 2011. En los primeros tres años de guerra, fue una de las poblaciones más castigadas por los enfrentamientos entre rebeldes y tropas gubernamentales. Como enclave estratégico, las primeras ofensivas rusas sobre el territorio tuvieron como diana esa localidad. Una decisión criticada. Moscú justificó su intervención como un esfuerzo por derrotar a Daesh, aunque la provincia de Homs no estaba controlada por ese grupo yihadista, sino por rebeldes del Ejército Libre Sirio o del Frente Al Nusra, filial de Al Qaida en la zona. El ministro de Asuntos Exteriores galo, Laurent Fabius, resumió con una dura crítica la situación: «Si el objetivo es Homs (provincia al oeste del país cuya capital es la tercera ciudad más grande de Siria), que parece serlo, no están apuntando realmente contra Daesh, sino probablemente contra grupos opositores de Damasco, lo que confirma que están más del lado de Bashar al Asad que de los que luchamos contra los yihadistas». Un vídeo grabado por un drone muestra la destrucción a la que ha sido sometida Homs:

La evacuación de los últimos grupúsculos rebeldes de la ciudad de Homs terminó en diciembre de 2015, c uando los combatientes armados y civiles del barrio de Al Waer abandonaron la localidad. Las autoridades sirias y los opositores habían llegado a un acuerdo previamente. Las fotografías de Joseph Eid, con un militar del Ejército sirio fiel a Al Assad como protagonista, no solo expresa la insistencia de la vida sobre la muerte, sino los cambios producidos en el control de la localidad.