Un homenaje a los pasajeros del vuelo MH-370 desaparecido en 2014
Un homenaje a los pasajeros del vuelo MH-370 desaparecido en 2014 - Reuters

El MH370, ¿derribado por miedo a otro 11-S?

Un investigador sostiene que el disparo de advertencia de un avión de combate malasio alcanzó por error al avión de Malaysia Airlines desaparecido

MadridActualizado:

El 8 de marzo de 2014, apenas 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur, el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció de los radares con 239 personas a bordo, después de que alguien apagara los sistemas de comunicación e hiciera virar el avión, según la investigación oficial. Desde entonces, solo se han recuperado 27 fragmentos del aparato que fueron arrastrados por las corrientes del océano Índico a playas de Reunión, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y la isla de Pemba, en Zanzíbar.

Qué ocurrió aquel aciago día y dónde se encuentran los restos del MH370 sigue siendo una incógnita, el mayor misterio de la aviación, que ahora un investigador privado cree haber resuelto. Noel O'Gara afirma que el avión de Malaysia Airlines fue derribado accidentalmente por las fuerzas armadas malasias por miedo a que hubiera sido secuestrado para realizar un ataque terrorista contra las torres Petronas de Kuala Lumpur.

Este periodista, que lleva cuatro años investigando la desaparición del MH370, hablando con expertos y estudiando los relatos de los testigos, señaló al Daily Star Online que las autoridades malasias creyeron que el MH370 había sido secuestrado para cometer un atentado como el 11-S. Este investigador afirma que las autoridades se asustaron al ver los radares y enviaron un avión de combate con el propósito de que interceptara el MH370 y realizara un disparo de advertencia para que diera la vuelta.

Sin embargo, de acuerdo con O'Gara, el disparo derribó accidentalmente al avión. El primer ministro de Malasia, Najib Razak, que había ordenado la intervención, se vio de este modo responsable de la muerte de 239 personas, según este investigador

«Es posible que los secuestradores estuvieran en una misión suicida, lo que significaría que no se podía negociar con ellos, o también es posible que no hicieran ninguna exigencia. Por otro lado, también es posible que los secuestradores hicieran demandas que fueron rechazadas por Razak», explica O'Gara, que sostiene que la búsqueda del MH370 en el Índico se retrasó deliberadamente para dificultar el hallazgo de los restos y encubrir el error.

Según O'Gara, el primer ministro malasio «tenía cubos de dinero en efectivo para silenciar a alguien o pagarle a alguien para que se callara». Razak, de 65 años, está acusado actualmente de corrupción por el expolio de un fondo estatal, unos cargos que él niega.