Los «monstruos de Ecatepec»
Los «monstruos de Ecatepec» - EFE

México condena a 30 años de cárcel a los «monstruos» que hacían bistecs con sus víctimas

Juan Carlos Hernández y su pareja, Patricia Martínez, han sido acusados de asesinar y descuartizar a seis mujeres desde 2012

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

México dictó la primera sentencia condenatoria contra Juan Carlos Hernández y su pareja, Patricia Martínez, dos asesinos conocidos como los «monstruos de Ecatepec», acusados de asesinar y descuartizar a seis mujeres desde 2012 y detenidos en octubre del año pasado. En esta primera sentencia, un juez del Estado de México condenó a 30 años de cárcel a cada uno por ocultar los restos de dos mujeres a las que habían asesinado con la intención de esconder los homicidios.

Hernández y Martínez cumplen prisión preventiva desde octubre, cuando fueron arrestados y convertidos en escándalo nacional por la gravedad de sus crímenes. En un primer momento, Hernández admitió el asesinato de once mujeres, sin embargo, la fiscalía sólo ha logrado inculparles de seis homicidios ante la dificultad de verificar los crímenes reconocidos mediante testimonio.

Entre otras barbaridades, la pareja está acusada de haber cometido atroces delitos como hacer bistecs con sus víctimas y comérselos, además de haber vendido los huesos de las mujeres que asesinaron o incluso de darles de comer restos humanos a sus perros. Los «monstruos» vivían en Ecatepec, una ciudad de más de un millón de habitantes que sufre un elevado nivel de inseguridad y forma parte del cinturón industrial que rodea la Ciudad de México.

La justicia impuso una condena de 15 años a cada uno por cada una de las dos víctimas. Por lo tanto, Hernández y Martínez pasarán un total de 30 años en la cárcel cada uno por esta primera condena por desaparición de personas. Entretanto, la pareja le queda por afrontar otras ocho causas judiciales, que se dividen en seis por asesinar mujeres, otra por desaparición forzada y una última por trata de personas.

La sentencia fue por el secuestro y asesinato de Nancy Noemi Huitrón y Arlette Samantha Olguín en 2018. Según dijo a medios locales Guadalupe Hernández, madre de Arlette Samantha Olguín, los condenados escucharon la sentencia entre burlas y riéndose. «Mi familia quedó mutilada, tenía cuatro hijos y me quedé con tres y con unos niños que lloran la ausencia de su madre», dijo en unas desgarradoras declaraciones recogidas por la estación Radio Fórmula.

México está sumido en una creciente ola de violencia. Desde 2016, el país ha cerrado cada año con récord histórico de homicidios. En 2017, se registraron cerca de 30.000 asesinatos en todo México, mientras que 2018 cerró con unos 33.500. Y todo indica que 2019, una vez más, marcará un nuevo récord, ya que entre enero y marzo de 2019, el país registró su primer trimestre más sangriento con un total de 8.493 asesinatos, un 9,6% más que los 7.750 homicidios ocurridos durante el mismo periodo de 2018.