Guaidó habla con miembros de la Asamblea en la sesión de ayer en Caracas
Guaidó habla con miembros de la Asamblea en la sesión de ayer en Caracas - AFP

Maduro estrecha el cerco sobre Guaidó pero evita aún encarcelarle

El presidente interino no podrá salir de Venezuela y sus cuentas serán congeladas

L. Vinogradoff/D. Alandete
Caracas/WashingtonActualizado:

El régimen de Nicolás Maduro, a través

del fiscal general Tarek William Saab, prohibió ayer la salida del país al presidente interino, Juan Guiadó. y decretó el congelamiento de sus cuentas, un día después de que EE.UU. anunciara una medida similar para los activos del Estado venezolano en Norteamérica. El fiscal Saab solicitó la medida de Maduro ante el Tribunal Supremo de Justicia, donde declaró: «Hemos abierto una investigación de carácter preliminar para solicitar medidas cautelares, la prohibición de su salida del país, enajenar y gravar bienes y el bloqueo de sus cuentas».

A su llegada a la sede del Parlamento, Guaidó, que ostenta los dos títulos de presidente de la Asamblea Nacional y de la República por haber prestado juramento el pasado 23 de enero, dijo: «Esta es una nueva amenaza contra el presidente de la República y la Asamblea Nacional. Pero aquí estamos y seguimos ejerciendo nuestras funciones. No estoy subestimando las amenazas de Tarek William Saab. No hay nada nuevo bajo el sol».

Guaidó señaló que «la única respuesta es represión, persecución. Vemos con mucho dolor cómo casi 40 venezolanos han sido asesinados en menos de una semana, niños secuestrados por un régimen que no entiende que se terminó su tiempo».

Por su parte, la sesión plenaria del Parlamento legítimo aprobó la designación de once embajadores en la región, e inició el proceso de debates para aprobar en primera discusión el Proyecto de Ley al Estatuto que rige la Transición a la Democracia y el restablecimiento de la Vigencia de la Constitución. El diputado Juan Manuel Matheus hizo la presentación del proyecto de la transición que busca volver a la constitución desde la misma carta magna para ofrecer estabilidad, paz y porvenir.

Mientras tanto, la Casa Blanca ya hizo entrega al presidente interino venezolano del control de los fondos congelados en cuentas bancarias del régimen de Nicolás Maduro en bancos norteamericanos, según avanzó el lunes ABC y confirmó ayer el departamento de Estado. «Este traspaso ayudará al Gobierno legítimo de Venezuela a salvaguardar esos activos para que se beneficie de ellos la ciudadanía de Venezuela», dijo ayer Robert Palladino, portavoz diplomático norteamericano.

Control del petróleo

A partir de ahora, las cuentas en cualquier banco norteamericano a nombre del Gobierno de Venezuela o cualquiera de los 69 funcionarios sancionados desde 2015 están bajo el control de Juan Guaidó y su gabinete. El secretario de Estado, Mike Pompeo, dio esta orden inmediatamente después de que Donald Trump reconociera a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela el miércoles pasado.

Esto se añade a lo que a todos los efectos es un embargo parcial sobre la venta del crudo venezolano. El lunes, la Casa Blanca aprobó unas sanciones sobre la petrolera estatal PDVSA mediante las cuales los pagos de las refinerías norteamericanas por crudo venezolano sólo pueden ingresarse en cuentas reservadas a disposición únicamente del Gobierno de Guaidó. Un 75% del dinero líquido que ingresa el régimen por venta de petróleo proviene de EE.UU.

Esas sanciones pueden suponer el traspaso al nuevo Gobierno interino de hasta 10.000 millones de dólares (8.700 millones de euros), según una estimación de la Casa Blanca. De momento, Guaidó cuenta ya con unos 7.000 millones de dólares congelados a su disposición, según dijo el Gobierno norteamericano el lunes.

Si el régimen se enroca, el consejero de Seguridad Nacional norteamericano, John Bolton, está trabajando en unos planes de contingencia que se filtraron durante el anuncio de las sanciones en la Casa Blanca. En una libreta que llevaba en la mano Bolton se leía: «5.000 soldados a Colombia». Esta anotación llevó a la cancillería colombiana a decir ayer en un comunicado: «Con respecto a la mención a Colombia en el cuaderno de notas que tenía en sus manos el señor John Bolton, se desconoce el alcance y la razón de dicha anotación».

John Bolton es el que desde hace meses ha recordado que la opción militar sigue sobre la mesa, de ahí su anotación con una cifra concreta de soldados.