El presidente francés Emanuel Macron, con Pedro Sánchez en La Moncloa el pasado julio.
El presidente francés Emanuel Macron, con Pedro Sánchez en La Moncloa el pasado julio. - Óscar del Pozo

Macron y el fin de ETA

El presidente francés insistió a Sánchez en septiembre que «la cooperación de las policías francesa y española seguirá siendo muy firme hasta poner fin a las violencias criminales de ETA»

Actualizado:

La banda terrorista ETA agonizaba antes de su instalación en el Elíseo, pero Emmanuel Macron confirmó a Mariano Rajoy, primero, y Pedro Sánchez, más tarde, su más firme solidaridad en la lucha contra la delincuencia terrorista «en todas sus formas».

Desde la óptica francesa, la última víctima de la banda terrorista fue un gendarme francés, Jean-Serge Nerín (52), asesinado a tiros «por azar», durante el atraco a mano armada de una empresa de venta de coches de ocasión, entre Dammarie-les-Lys y Villiers-en-Bière (departamento Seine-et-Marne), el 17 de mayo de 2010.

Los presidentes Nicolas Sarkozy y François Hollande, primero, y Emmanuel Macron, más tarde, subrayaron a Mariano Rajoy y Pedro Sánchez que Francia no podría olvidar nunca ese «detalle sangriento».

Desde su llegada al poder, el mes de mayo de 2017, el presidente Macron confirmó y reiteró a Mariano Rajoy su apoyo sólido y sin tacha en dos cuestiones capitales: el desafío secesionista catalán y los «flecos» (ensangrentados) del terrorismo etarra.

El presidente de Francia volvió a repetir a Pedro Sánchez su compromiso de Estado, en ambos terrenos.

Emmanuel Macron participó con el primer ministro español en una ceremonia simbólica celebrada el mes de septiembre pasado, para «sellar» el fin presumido o esperado de la banda terrorista. El presidente de Francia insistió: «La cooperación de las policías francesa y española seguirá siendo muy firme hasta poner fin a las violencias criminales de ETA».