Imagen de archivo de Emmanuel Macron
Imagen de archivo de Emmanuel Macron - AFP

Macron fija la lucha antiterrorista como eje de su diplomacia

Durísima crítica a Venezuela al referirse a su segundo eje: la defensa de la libertad

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

Emmanuel Macron fijó ayer ante la conferencia anual de los embajadores de Francia los grandes principios de la diplomacia nacional: combatir el terrorismo islámico, relanzar la construcción política de Europa y reafirmar la matriz cultural de las sociedades libres, denunciando las derivas totalitarias: «En Venezuela, una dictadura intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante».

La conferencia de los embajadores de Francia es una cita clásica de la V República. El presidente reúne a la elite diplomática nacional, para fijar, confirmar y reorientar, eventualmente, los grandes principios cardinales.

En su primera conferencia, Macron insistió en su aspiración de consumar un «cambio profundo», con el fin de «reinstalar a Francia en el rango que le corresponde entre las naciones de Europa y la nueva sociedad de naciones». «La primera prioridad de nuestra política exterior es la lucha contra el terrorismo islámico», comenzó el presidente. Lucha que tiene muchos frentes: militar (en África y Oriente Próximo), diplomático (intentando forjar nuevas relaciones y equilibrios, creando nuevos terrenos de acción bilateral) y económico: Francia convocará próximamente una conferencia multilateral destinada a profundizar en la lucha contra la financiación de grupúsculos y acciones terroristas.

Macron citó como ejemplo a seguir la cumbre euroafricana del lunes pasado, en París, con la participación de Alemania, España, Italia, Chad, Níger, Libia y la UE. Se trata de un diálogo multilateral de nuevo cuño, que tendrá una próxima prolongación en Madrid.

En el corazón de todos los desafíos pendientes, Europa. Macron aspira a relanzar la construcción política de Europa, en muchos frentes: reforzar la convergencia de las políticas monetarias y sociales, relanzar la Europa de la defensa, echar los cimientos de una nueva Europa del clima y la energía…

Tras las elecciones alemanas de este otoño, Macron propondrá nuevas iniciativas. Durante el último consejo franco-alemán, de finales de junio pasado, Angela Merkel y el presidente francés avanzaron la posibilidad de relanzar un proyecto de avión militar franco-alemán o europeo.

En el terreno de la defensa de los derechos y libertades, el presidente Macron puso este ejemplo práctico: «Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela, una dictadura que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante».