Julio Bárbaro, referente histórico del peronismo
Julio Bárbaro, referente histórico del peronismo - ABC

«Macri va a perder más votos en las elecciones del 27 de octubre»

Gran referente del movimiento heredero de Perón, considera que «el Gobierno ya fracasó» y aboga ya por «lograr una transición ordenada»

Actualizado:

El peronismo y Julio Bárbaro (Buenos Aires, 1942) son dos caras de una misma moneda. Referente histórico del movimiento que sigue fiel –a su manera– al nombre de su líder, Juan Domingo Perón, escritor, exdiputado, exsecretario de Cultura con Carlos Menem e interventor del Comité Federal de Radiodifusión con Néstor y brevemente con Cristina Kirchner, Bárbaro pronostica que Mauricio Macri «perderá más votos en las elecciones que en las PASO», Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, donde el oficialismo quedó 15 puntos por debajo de la «fórmula» peronista de Alberto Fernández y la expresidenta.

¿Cómo se explica el actual escenario de desconcierto y turbulencias?

Esencialmente por el desprecio del Gobierno a la política. El presidente fue marginando a los mejores cuadros políticos que tenía: Federico Pinedo (presidente provisional del Senado), Emilio Monzó (titular del Congreso) o Nicolás Massot (jefe del bloque del oficialismo en la Cámara Baja). Macri estaba en la antipolítica y optó por crear un Gobierno de CEOs. No supo leer la realidad. Eligió, gratuitamente, el odio al peronismo y dividir a la sociedad.

El fuerte de los CEOs son las finanzas y en eso no le fue bien…

No ocuparon el espacio del Estado, se pusieron del lado de las empresas. Con una tasa de interés en los bancos de más del 60% sabes que ese país estalla, pero no cuándo.

Unas primarias no son unas elecciones y la reacción en Argentina es como si se hubieran celebrado.

Argentina tenía que averiguar si estallaba en manos de ella (Cristina Kirchner) o de él (Macri). Las PASO no definen nada, pero definen todo. Es el fin de un ciclo histórico porque Macri no pudo hacer una propuesta lógica desde su «no peronismo».

El presidente eligió a Miguel Ángel Pichetto, un peronista histórico, como candidato a vicepresidente.

Fue tarde y no es suficiente. Ella (Cristina Fernández) hizo la jugada perfecta, al quedarse en un segundo plano –como candidata a vicepresidente–, permite que la voten los que nunca lo harían porque el rostro que ven es el de Alberto (Fernández). Demostró un talento que Macri no tiene.

¿Justifica el pánico de los mercados a la posibilidad del regreso al poder de la expresidenta?

Lo que provoca el cimbronazo es Macri, que fue una esperanza como Fernando de la Rúa y termina en caída libre. Las PASO son el fracaso del Gobierno, significan empezar de nuevo.

Ninguna encuesta anticipó un resultado con esa diferencia.

Todos los que estamos medianamente informados lo sabíamos. El único que lo ignoraba era Macri. Guardamos silencio para no asustar. Decirlo era dañar a la sociedad y quizás incitar el voto. Ningún gobernador mostraba fotos suyas con Macri o con Cristina porque ambos espantan al electorado.

¿Existe la posibilidad de remontada? No dejan de ser unas primarias y las elecciones son el 27 de octubre.

Creo que Macri perderá más votos que ahora. El Gobierno ya fracasó. Tenemos que lograr mantener la calma para una transición ordenada.

«El saqueo anterior (del kirchnerismo) al menos no nos dejó endeudados y dependientes del exterior»

¿Hay riesgo de que el presidente no pueda terminar su mandato?

Lo termina.

Hay voces que alertan de la maldición que impide a un no peronista llegar al fin de la legislatura.

Confunden el término peronista con política. Hoy en ser peronista no es nada. Después de Carlos Menem y Cristina (Fernández) en el medio del peronismo entran todas las ideologías.

¿Cómo va a actuar el sindicalismo (peronista) de aquí a fin de año?

Van a esforzarse para que Macri termine muy bien su mandato. No harán huelgas, paros ni movimientos que lo perjudiquen.

En un escenario de Alberto Fernández presidente hay serias dudas de que pueda gobernar con autonomía.

Cristina le cedió el poder y sabe que es para siempre. Alberto va a saber contener al kirchnerismo.

La listas de diputados las monopolizó La Cámpora (facción dura y juvenil del kirchnerismo), en la televisión cierran los noticieros tras la cámara al grito de «¡vamos a volver!», la idea de ver imágenes de los «muchachos» tomando los patios de la Casa Rosada como hace cuatro años...

La Cámpora es un monstruo que no existe. Lo inventaron para asustar. Alberto sabe lo qué es el poder y cómo ejercerlo. Cristina no tiene ánimo de venganza y si así fuera, Alberto no lo permitiría. El tema central no es la represalia, sino devolver la comida a la mesa de los argentinos.

¿Está cantado un indulto si la expresidenta es condenada?

Alberto desde el poder va a proteger a Cristina de la Justicia, no deja de expresarlo. En la miseria que deja Macri al quitar un 20% de los salarios, esta ética pequeño burguesa pierde importancia.