Jean-Claude Juncker, durante la rueda de prensa en Helsinkii
Jean-Claude Juncker, durante la rueda de prensa en Helsinkii - AFP

Juncker reconoce que el reparto de los altos cargos de la UE «no fue muy transparente»

El presidente saliente de la Comisión Europea admite que no se siguió el sistema del «Spitzenkandidat»

EFE
BruselasActualizado:

El presidente saliente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha reconocido hoy que el reparto de altos cargos de la UE acordado el pasado martes entre los líderes europeos «no fue muy transparente» y ha lamentado que «no se haya convertido en una tradición» el mecanismo para elegir al jefe del Ejecutivo comunitario entre los cabezas de lista a las europeas.

«Sí, el proceso no fue muy transparente», ha admitido en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, en Helsinki en el marco de la visita del colegio de comisarios a la capital del país nórdico, que hasta finales de año ostenta la presidencia de turno de la UE.

Por contra, ha defendido que el proceso que le llevó a asumir las riendas del Ejecutivo comunitario en 2014 sí fue «muy transparente» porque se respetó el principio del «spitzenkandidat», según el cual el nuevo presidente de la Comisión es elegido entre los cabezas de lista de los partidos políticos europeos en las elecciones a la Eurocámara.

«Todo el mundo sabía qué pasaría si este partido o el otro era el más fuerte del Parlamento Europeo», ha recordado el luxemburgués, para después apuntar que «desgraciadamente» este sistema «no se ha convertido en una tradición» después de que los líderes nombraran a la ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen como candidata a presidenta de la Comisión.

«El otro día dije en el Consejo europeo que siempre he tenido la impresión de que entraría en la historia, pero no así. Porque soy un tipo realmente único: fui el primero y el último spitzenkandidat», ha bromeado

Estas palabras de Juncker llegan pocos días después de que los jefes de Estado y de Gobierno pactaran después de tres días de negociaciones el paquete de candidatos a asumir altos cargos de la UE. Von del Leyen, candidata a asumir la presidencia de la Comisión Europea, no se presentó a las elecciones europeas y, por tanto, no era la cabeza de lista del Partido Popular Europeo (PPE) en los comicios.

Los líderes europeos acordaron además que el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, será la persona que asumirá la Alta Representación de Asuntos Exteriores de la UE, mientras que la francesa Christine Lagarde sustituirá a Mario Draghi al frente del BCE y el belga Charles Michel se convertirá en presidente del Consejo europeo.