Los jueces investigan la posible implicación de Strauss-Kahn en una violación en grupo
Strauss-Kahn, en Washington en octubre de 2008 - afp
según «Libération»

Los jueces investigan la posible implicación de Strauss-Kahn en una violación en grupo

«Le dije que no, traté de escaparme pero era complicado porque estaba encima de mí y pesaba mucho», aseguró a la policía una de las participantes en las «fiestas» del exdirector del FMI

parís Actualizado:

Los jueces franceses que investigan las fiestas sexuales en las que participó Dominique Strauss-Kahn han solicitado ampliar las pesquisas a un presunto delito de violación en grupo, tras las declaraciones de algunas de las prostitutas que participaron en los hechos, según informa este viernes el diario «Libération».

Será la Fiscalía la que decidirá si existen elementos suficientes para incluir este nuevo delito a los de proxenetismo agravado, desvío de fondos, estafa y blanqueo de dinero que son investigados en la actualidad. El rotativo señala que los jueces instructores hicieron su requisitoria al Ministerio Público el pasado 28 de marzo, pero que la Fiscalía ha preferido no pronunciarse todavía para no interceder en la campaña de las presidenciales francesas, que vivirá su segunda vuelta el próximo domingo.

Junto a Strauss-Kahn, exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), la investigación solicitada por los jueces concierne también a los organizadores de las fiestas sexuales, el comisario Christophe Lagarde, y los empresarios David Roquet y Fabrice Paszkowski, siempre según «Libération».

«Es verdad que no grité, pero dije claramente que no quería, en varias ocasiones y en voz alta»

Los jueces motivan su petición en el testimonio de dos de las prostitutas que participaron en una de las fiestas sexuales organizadas en Washington entre el 15 y el 18 de diciembre de 2008. En sus declaraciones ante la policía francesa y belga, que recoge «Libération», una de las prostitutas aseguró que Strauss-Kahn «utilizó la fuerza» en sus relaciones sexuales con ella.

«Me sujetaba de las manos, me tiraba del pelo, me hizo daño», aseguró la prostituta, que señaló que el exresponsable del FMI trató de sodomizarla pese a su negativa. «Le dije que no, traté de escaparme pero era complicado porque estaba encima de mí y pesaba mucho. Es verdad que no grité, pero dije claramente que no quería, en varias ocasiones y en voz alta», señaló.

«Es capaz de ser violento»

La prostituta señaló que ninguno de los otros participantes en la fiesta le ayudó a deshacerse de Strauss-Kahn e, incluso, Roquet le sujetaba por las muñecas. «Strauss-Kahn me pareció un infeliz que no sabe respetar a los otros. Creo que es capaz de ser violento», afirmó. La otra prostituta participante en la fiesta minimizó algo los hechos y aseguró que en caso de que su compañera hubiera gritado ella le hubiera ayudado.

Strauss-Kahn aseguró desconocer que las participantes en las fiesta eran prostitutas

«Veía en su cara que no le gustaba, pero no le oí decir que no. Si hubiera gritado yo hubiera intervenido», señaló. Añadió que a Strauss-Kahn «le gustaban las nuevas» y que cuando le oponían algo de resistencia «le excitaba», por lo que «había que decirle un no muy firme» cuando no querían algo.

Las prostitutas no han presentado denuncia por estos hechos, pero los jueces han decidido investigar a partir de los testimonios presentados.

El exresponsable del FMI negó que en las fiestas «libertinas» en las que confesó haber participado hubiera «relaciones brutales o violentas» y que se «degradara a la mujer». Aseguró, además, no conocer que las participantes en los encuentros fueron prostitutas, por lo que se declara inocente del delito de proxenetismo por el que fue procesado.