Elizabeth Guzmán dará este martes la réplica a Donald Trump en el discurso del Estado de la Unión
Elizabeth Guzmán dará este martes la réplica a Donald Trump en el discurso del Estado de la Unión

Una inmigrante replicará en español a Trump en el discurso del Estado de la Unión

La peruana Elizabeth Guzmán ha sido elegida, junto al congresista Joseph Kennedy, por el partido Demócrata para contestar este martes al presidente

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Esta noche, la peruana Elizabeth Guzmán, delegada del Partido Demócrata por el Estado de Virginia, vivirá probablemente su momento más importante en su breve pero ya intensa trayectoria política al convertise en la primera latina inmigrante que dará réplica al presidente de Estados Unidos en el Discurso del Estado de la Unión. «Se trata de un privilegio porque hay muchos políticos con gran trayectoria que son bilingües y hablan español, pero pensaron en mí. La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosy, me dijo que fue unánime, la Cámara Alta y la Cámara Baja me eligieron. Eso me enorgullece y al mismo tiempo me llena de emoción y de alegría que el Partido Demócrata reconozca que somos importantes», confiensa Guzmán en una entrevista publicada ayer en el diario peruano «El comercio».

El tema de la inmigración es uno de los que más ha caldeado el primer año de mandato de la presidencia de Donald Trump. Al veto para entrar al EE.UU. a varios países mulsulmanes, con sus idas y venidas en distintos tribunales, se sumó el anunció de la cancelación del programa DACA (Accion Diferida para los llegados en la infancia). Creado por la Administración Obama, suspendía la deportación temporal de jóvenes llegados al país cuando eran niños, a los que se conoce como «dreamers». La cancelación del programa impulsada por Trump afectaría alrededor de 800.000 soñadores.

Un año después de aquel anuncio, y como empresario que es -y ante las presiones de los demócratas contra la cancelación del programa-, Trump ha estado negociando durante las últimas semanas con el futuro de los «dreamers». Su última propuesta ha sido ofrecer la ciudadanía a 1,8 millones de indocumentados (entre los que se encuentan los «dreamers«) a cambio de lograr la financiación necesaria (25.000 millonesd de dólares) para construir el muro con México, una de sus promesas estrella durante la campaña electoral.

Se espera que esta noche, el primer discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump se refiera a los «dreamers» y a la inmigración en general. Y quizá sea esta la razón por la que el Partido Demócrata haya decidido elegir para dar la réplica a dos personas. Una será el congresista Joseph Kennedy III, y la otra, Elizabeth Guzmán, una inmigrante peruana que lleva viviendo dos décadas en EE.UU.

Guzman replicará al presidente en español, el segundo idioma más hablado en el país (en EE.UU. viven 41 millones de hispanos). Un idioma que con la llegada de Trump a la presidencia desapareció de la web de la Casa Blanca, y que tras las críticas reapareció a través de una empresa privada de traducción, que se encarga de su actualización.

Ejemplo del sueño americano

Nacida hace 44 años en Lima (Perú), Elizabeth Guzmán se convirtió el pasado mes de noviembre en una de las dos primeras mujeres hispanas elegidas para la Cámara de Representantes de Virginia (uno de los estados con las leyes antiinmigración más duras). Ella es el ejemplo vivo del sueño americano cumplido. Llegó al país como madre soltera de una niña que apenas tenía seis años. Se instaló en Washington y durante los primeros años tuvo tres trabajos a la semana para poder pagar la manutención y el alquiler. Mientras trabajaba como secretaria bilingüe, logró obtener el título en Administración Pública y en Trabajo Social.

Cuando han pasado tan solo 20 días desde que Guzmán jurara su cargo en Virginia, se enfrentará hoy a su mayor reto, contestar a las políticas antiinmigración de Trump. En su réplica no faltarán sus críticas a la construcción del muro con México y al uso de los «dreamers» como moneda de cambio para conseguir dinero para dicha construcción. Hablará de su propia experiencia para explicar el papel que pueden y deben jugar los inmigrantes en un país como EE.UU.. «Quiero compartir mi historia de vida y cómo cuando un inmigrante aprovecha las oportunidades que hay en este país puede salir adelante y triunfar, que no todos somos lo que él dice de nosotros [Trump los llamó «violadores» y «criminales»]. Hacerle saber que los inmigrantes hispanos somos la comunidad más grande de inmigrantes del país y que no vamos a aguantar que se nos denigre», explica a «El Comercio».

«Quiero compartir mi historia de vida y cómo cuando un inmigrante aprovecha las oportunidades que hay en este país puede salir adelante y triunfar»

Durante la entrevista, Guzmán no puede ocultar su indignación por el trato despectivo hacia los inmigrantes que tanto durante la campaña electoral como durante la presidencia ha demostrado Donald Trump. «Siempre se ve cómo el país los ayuda, pero no cómo ellos ayudan a conducir la economía de este país pagando impuestos. Me molesta demasiado que se esté jugando con este tema como un juego de ajedrez, donde quieres mover las piezas para poner el muro. Estamos hablando de seres humanos, de familias, de personas que han crecido acá».

Y recuerda, con tristeza, cuáles fueron las palabras que le dijo su hijo de 9 años cuando Trump fue elegido presidente en noviembre de 2016. «Mamá, nos tenemos que ir de acá porque a Trump no le gusta la gente que habla español».