Una inmensa mayoría de venezolanos cree que el Ejército debe obligar a Maduro a irse

Apenas un 49% considera adecuada una intervención militar liderada por EE.UU

WashingtonActualizado:

Una encuesta efectuada sobre el terreno en abril revela que los venezolanos creen que la mejor opción para resolver la actual crisis en su país es que Nicolás Maduro abandone el poder y Juan Guaidó, como presidente encargado, convoque unas elecciones libres. Hay una confianza muy escasa en que Maduro pueda convocar elecciones y sus índices de aprobación en general son muy bajos, en contraste con Guaidó, que se ha consolidado como figura preferida por los venezolanos para liderar un periodo de transición a la democracia.

Un 65% de los venezolanos encuestados apoya en mayor o menor medida que Maduro dimita y Guaidó convoque elecciones. La segunda opción preferida, en un 62%, es que Estados Unidos y sus aliados incrementen las sanciones financieras y diplomáticas sobre los dirigentes del régimen para forzar un cambio. En tercer lugar, un 60% cree que una alternativa adecuada sería que el ejército venezolano retirara a Maduro por la fuerza. Apenas un 49% considera adecuada una intervención militar liderada por EE.UU.

La encuesta la ha realizado de forma independiente el Grupo Albright Stonebridge Group (ASG), una empresa norteamericana de consultoría internacional que condujo 980 entrevistas personales dentro de Venezuela entre el 11 y el 28 de abril de este año. La consultora, que presentará el sondeo en el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS) de Washington, lleva haciendo encuestas en ese país desde 2003. El margen de error es del 3,1%. El sondeo finalizó dos días antes del pronunciamiento fallido de Guaidó instando a los militares a que forzaran la salida de Maduro a Cuba.

Según explica Mark Feierstein —experto en demoscopia, asesor de la empresa que ha realizado el sondeo y ex alto funcionario en la Casa Blanca durante la administración de Barack Obama— la encuesta refleja claramente «grandes divisiones en la sociedad, el rechazo a Maduro pero la existencia de una base del régimen, un fuerte apoyo a Guaidó y una visión favorable tanto de EE.UU. como de sus países aliados». Este analista añade que hay una gran división sobre la idoneidad de que EE.UU. movilice tropas para deponer a Maduro.

Un 75% de los venezolanos mantiene que la situación del país es mala o muy mala. Un 73% cree que la gestión de Maduro es negativa para el país, frente al 25% que opina que es buena. El régimen también ha perdido el apoyo de las clases sociales más bajas y las personas con menos formación educativa.

Aun así, entre los jerarcas del régimen chavista, Maduro sigue siendo por muy poca distancia el más popular. Un 26% le ve de forma favorable —sobre todos militantes de su partido, el PSUV— frente al 23% del vicepresidente Diosdado Cabello y el 24% del ministro de Defensa, el general Vladímir Padrino. Cabello es el que despierta más animadversión: un 72% le ve de forma desfavorable, frente al 69% de Padrino y el 68% de Maduro. Los tres están en realidad en empate técnico por el margen de error de la encuesta.

Guaidó, que el 23 de enero se proclamó presidente encargado por dejación de funciones de Maduro, es el dirigente más valorado del país, por encima de los otros líderes opositores al chavismo. Un 54% tiene una impresión favorable de él, frente al 39% de Leopoldo López; el 30% de Maria Corina Machado, y el 29% de Henrique Capriles.

A pesar de la propaganda y estrategia de desinformación del régimen en redes, una inmensa mayoría responsabiliza a Maduro y su gobierno de la crisis que vive el país. Un 64% de los encuestados cree que la mala situación económica ha sido causada por el régimen y sólo un 12% culpa de ella a EE.UU. y sus sanciones. Con respecto a los apagones, que Maduro atribuye a ciberataques norteamericanos, un 68% cree que en realidad son causa de la incompetencia del régimen y apenas un 13% responsabiliza de ellos a Washington.

Respecto a la posible intervención militar de EE.UU., un 43% cree que no debería considerarse. Entre el resto, que es mayoría, un 41% opina que «este es el momento en que debe considerarse una intervención militar para resolver la crisis en Venezuela» y el 14% restante no la descarta pero cree que ahora sería prematura.

Por último, el país cuyas gestiones se ven de forma más favorable es la Colombia de Iván Duque, ya que un 64% aprueba su gestión de la crisis y el gesto de acoger a los refugiados huidos de la crisis. Le sigue con un 59% EE.UU. y sólo después de Brasil (59%) está la Unión Europea (57%). Los encuestadores no preguntaron sobre España.