Guaidó busca la ayuda del Comando Sur de EE.UU.

El presidente interino sigue sin pedir la intervención militar estadounidense

CaracasActualizado:

El presidente interino, Juan Guaidó, aseguró ayer que el cese de la usurpación «está a la vuelta de la esquina» y por ello sigue buscando la cooperación de sus aliados para la restauración de la democracia en Venezuela. Pero, en una concentración en Caracas, el líder opositor no especificó si invocará el artículo 187 numeral 11 de la Constitución venezolana que permite la entrada de invasión militar extranjera.

«Hoy estamos cerca de tenerlos a todos alineados para lograr el cese definitivo de la usurpación y lograr así, la libertad de Venezuela», agregó Guaidó, al tiempo que ha adelantando que dio instrucciones a su embajador en Estados Unidos, Carlos Vecchio, para que se reúna con el Comando Sur, que recientemente dijo que «están listos» y se encuentran a la espera de la autorización del presidente interino para apoyar a militares de ese país.

Sobre ese mismo tópico, Guaidó ha dicho que diplomáticos de China indicaron que «se aproximan a una solución a través del Grupo de Contacto». Igualmente envió una carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro, para ratificarle que el parlamento venezolano está preparando la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), al que se retiró en 2012 por decisión del extinto Hugo Chávez. Con este mecanismo el país le abre las puertas a la ayuda militar en caso de emergencia.

También dijo que habló con su representante diplomático, Humberto Calderón Berti, y el presidente de Colombia, Iván Duque, para combatir el terrorismo de grupos irregulares como la guerrilla del ELN que se ha instaurado en Venezuela bajo la protección de Nicolás Maduro.

Luego del fallido alzamiento cívico militar del 30 de abril contra Nicolás Maduro, Guaidó aseguró que ese hecho «marcó un antes y un después en la Fuerza Armada para que se tomen acciones. Seguirán sumándose más soldados».

Persecuciones

Cientos de venezolanos salieron este sábado una vez más a las calles en todo el país para defender también al Parlamento que ellos eligieron en 2015, y que le dio poder a la oposición por primera en la era chavista. La convocatoria la hizo esta semana Guaidó en rechazo a las persecuciones de los últimos días, por parte del régimen, contra una decena de diputados.

Guaidó ha hablado al país en la plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes, un lugar que ha sido bastión histórico de la oposición venezolana. En su discurso, sigue extendiendo el llamamiento a toda la población para que se mantengan en las calles, porque a su juicio, «la opción no es quedarse en casa esperando (...) Nada sustituye la presión de los ciudadanos. Sin ustedes en la calle no hubiésemos llegado hasta aquí. Debemos mantener esta lucha».