Tanques desplegados en el centro de El Cairo. - AFP

El Gobierno egipcio presenta su dimisión

El general Omar Suleiman, director de los servicios de Inteligencia de Egipto, ha sido nombrado nuevo vicepresidente del país

EL CAIRO Actualizado:

El actual Consejo de Ministros egipcio ha presentado su dimisión en pleno por orden del presidente Hosni Mubarak, quien ha dado comienzo a las negociaciones de formación de un nuevo Gobierno, que se espera concluyan este mismo sábado según informó el portavoz del Gabinete, Magdy Rady.

El primer gran cambio ha llegado en la tarde de el sábado. El general Omar Suleiman, director de los servicios de Inteligencia de Egipto, ha sido nombrado nuevo vicepresidente del país.

Esta es la primera vez que el presidente Hosni Mubarak ha nombrado un vicepresidente en sus casi treinta años en el poder, como parte de la nueva configuración de su Gobierno que prometió ayer para intentar contener las multitudinarias protestas que exigen su dimisión.

Analistas de Al Yazira apuntan que, con esta decisión, Suleiman se convierte en el candidato más probable para suceder a Mubarak al frente del país, por delante del hijo del presidente

Media hora después, se ha comunicado que el general Ahmed Shafiq, hasta ahora ministro de Aviación Civil, será el nuevo primer ministro. Shafiq ha recibido la misión de formar un nuevo gobierno en Egipto, informó la televisión pública. Shafiq reemplaza en el cargo a Ahmed Nazif, que presentó su renuncia a petición del presidente Hosni Mubarak.

Mubarak, ya había anunciado este pasado viernes que ha pedido al Gobierno su dimisión y que hoy tenía previsto nombrar un nuevo Ejecutivo, después de la jornada de manifestaciones masivas en contra de su régimen que ha obligado a desplegar al Ejército para contener las protestas. "He pedido al Gobierno que dimita hoy (por ayer) y habrá un nuevo Gobierno mañana (por hoy)", avanzó el presidente egipcio en una declaración televisada.

Mubarak lamentó "las víctimas inocentes de ambos bandos" y aseguró que las manifestaciones "no deberían haberse producido". Además, declaró que "la soberanía será devuelta al pueblo" y ha recalcado que las "metas no pueden ser alcanzadas con la violencia" sino con "diálogo nacional". Tras reconocer que está "preocupado" por las movilizaciones de los últimos cuatro días, ha dicho que él "siempre" ha estado "al lado de la gente". "Y seguiré haciéndolo", añadió.