Estados Unidos adelanta la crucial votación en el Congreso sobre el techo de gasto
El Congreso debe votar hoy el plan acordado para elevar el techo de deuda - afp

Estados Unidos adelanta la crucial votación en el Congreso sobre el techo de gasto

La Cámara de Representantes debatirá y votará el pacto antes que el Congreso cuando falta medio día para que Estados Unidos entre en cese de pagos por primera vez en su historia

madrid Actualizado:

Las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos tratan de sumar los votos necesarios para aprobar el acuerdo anunciado ayer por el presidente Obama en relación con el incremento del techo de deuda y evitar así que la primera potencia del mundo entre en suspensión de pagos.

Los líderes del Partido Demócrata y Republicano llegaron a un acuerdo en la noche del domingo, después de varias semanas de desencuentros. Según Obama, el plan acordado supone el mayor recorte en el gasto público en 50 años.

Sin embargo, el plan no convence a los miembros del Tea Party, el principal escollo para su aprobación en la Cámara de Representantes. Tampoco a la izquierda más progresista dentro de los demócratas. Así, los líderes de ambos partidos esperan ganarse el favor de los moderados antes de mañana, fecha límite si Estados Unidos no quiere entrar en bancarrota.

El Senado y la Cámara de Representante debatirán y votarán hoy el pacto. Será la Cámara la primera en entrar en acción, informa Reuters. Allí el Tea Party cuenta con unos 70 miembros y se plantea como la gran amenaza. Michele Bachmann, una de las más fuertes candidatas del Tea Party condenó el acuerdo y rechazó nuevamente apoyarlo, puesto que ello supone un aumento del límite de la deuda nacional.

No obstante, John Boehner, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, sostuvo que el acuerdo sobre el techo de la deuda alcanzado este lunes con los demócratas «no viola los principios» del Partido Republicano. Es necesario el voto favorable de de 217 congresistas. Washington da por hecho que que el plan será aprobado.

Posteriormente deberá ser aprobado en el Senado, donde es preciso el voto favorable de 60 senadores. Está integrado por 51 demócratas, 47 republicanos y dos independientes y parece que en esa Cámara no habrá mayores problemas. Tanto el líder demócrata en el Senado como el republicano se mostraron ayer confiados en que saldrá adelante.

Reducción del déficit

El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, se reunirá esta tarde con los demócratas del Senado y después con los de la Cámara de Representantes para convencerles de que den su voto positivo.

El plan prevé una reducción del déficit de 3 billones de dólares en los próximos diez años, en dos fases y con la garantía de que no habrá aumento de impuestos al menos en la etapa más inmediata.

La primera fase, recortará en un billón de dólares los gastos durante la próxima década en «recortes que ambos partidos ya habían aceptado durante el proceso» de debate sobre la deuda, adelantó Obama. Las decisiones más polémicas las tomará un nuevo comité bipartidista en el Congreso, que deberá emitir antes de noviembre su propuesta para seguir reduciendo el déficit, en la que «todo estará sobre la mesa», incluidos los recortes de impuestos.

El acuerdo permitirá incrementar el techo de deuda en unos 2,4 billones de dólares, que darán oxígeno al Gobierno federal hasta 2013.