Chávez ordena preparar la «ruptura» definitiva de relaciones con Colombia
Huho Chávez, a caballo en el estado de Apure, durante la retransmisión de su programa «Aló Presidente» el pasado domingo | REUTERS

Chávez ordena preparar la «ruptura» definitiva de relaciones con Colombia

LUDMILA VINOGRADOFF | CARACAS
Actualizado:

En plena escalada del conflicto entre Colombia y Venezuela, el presidente Hugo Chávez anunció la inminente ruptura de relaciones con el país vecino. El anuncio de esta decisión unilateral se produjo el martes, durante la entrega de una condecoración al embajador de Cuba, horas antes de que comience mañana en Bariloche (Argentina) la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), solicitada por Chávez con motivo del uso de las bases militares colombianas por parte de Estados Unidos. En esa reunión está prevista la asistencia de Chávez y la de su homólogo colombiano, Álvaro Uribe.

Es la primera vez que el mandatario venezolano decide romper las relaciones con Colombia, a pesar de las numerosas crisis diplomáticas vividas a lo largo de los diez años y medio que lleva en el poder, que finalmente se zanjaron con el retorno de sus embajadores y el abrazo entre los dos jefes de Estado.

El 28 de julio pasado Chávez decidió «congelar» las relaciones económicas, comerciales y diplomáticas porque Bogotá denunció la incautación de armas venezolanas a la guerrilla las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Bogotá firmó además un acuerdo militar con Washington que le permite el uso de siete bases militares colombianas y aumentar hasta 1.500 los soldados norteamericanos destinados para combatir el narcotráfico.

La congelación afecta el comercio bilateral, que el año pasado superó los 7.000 millones de dólares, en un 80 % a favor de Colombia.

En el acto de despedida del embajador cubano, Germán Sánchez, el presidente afirmó que «hay que preparar la ruptura de relaciones con Colombia, eso va a ocurrir», sin concretar la fecha. «Esas siete bases son una declaración de guerra contra la revolución bolivariana», agregó.

El gobernante bolivariano insistió en que «vayámonos preparando porque esa burguesía colombiana nos odia y ya no hay posibilidades de un retorno». Esta vez Chávez consideró «imposible» un nuevo abrazo con el presidente Uribe para hacer las paces.

Queja formal ante la OEA

Chávez también criticó que el país vecino le acuse de injerencia: «¡Vaya gobierno más cínico e inmoral!». Precisamente ayer Colombia presentó una queja formal al respecto ante la Organización de Estados Americanos (OEA). El embajador colombiano ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, pidió a Chávez que aproveche sus «capacidades» para construir un continente mejor «sin sembrar más odio».