ABC

La crisis de Libia mantiene a Chávez en silencio

El Gobierno de Venezuela sólo se ha pronunciado a través de su ministro de relaciones exteriores, quien el pasado lunes desmitió a través de un comunicado que el líder libio hubiese viajado al país

Actualizado:

Hugo Chávez ha decidido guardar silencio. La crisis que atraviesa el gobierno de su aliado Muamar Gadafi le ha dejado sin palabras, un hecho curioso en un mandatario que se ha caracterizado por hablar más de 6 horas en sus alocuciones dominicales y que en varias oportunidades ha despotricado contra acciones que atentan a los pueblos amigos, tal como lo hiciera el 2 de junio de 2010 cuando condenó en público un ataque israelí: «Maldito seas, Estado de Israel. Maldito seas, terrorista y asesino. Viva el pueblo palestino», exclamó Chávez entre aplausos en un acto oficial transmitido por la televisión venezolana.«Aprovecho para condenar de nuevo, desde el fondo de mi alma y de mis vísceras, al Estado de Israel».

Pero en esta ocasión, Chávez se ha mostrado reservado. Hay quienes dicen, incluso, que el primer mandatario venezolano ha somatizado en una gripe muy fuerte su preocupación por su aliado Gadafi y que por eso canceló su programa «Alo, Presidente» del pasado domingo.

Otros aseguran que el presidente venezolano ordenó a los medios oficiales no reseñar informaciones sobre los sangrientos atropellos al pueblo libio. Lo cierto es que Chávez sigue callado. Ni siquiera en su cuenta de Twitter @chavezcandanga ha hecho mención al tema de Libia y los usuarios de la red social se han dado a la tarea de hacer bromas al respecto: «Hasta que no se solucione lo de Libia, Chávez no aparece en televisión. Gracias Gadafi».

Hasta la fecha, el Gobierno de Venezuela sólo se ha pronunciado a través de su ministro de relaciones exteriores, Nicolas Maduro, quien el pasado lunes desmitió a través de un comunicado que el líder libio hubiese viajado a Venezuela y pidió una solución pacífica a la crisis que atraviesa ese país. «Esperamos que el pueblo libio encuentre, en ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación libia, sin la injerencia del imperialismo cuyos intereses en la región se han visto afectados en los últimos tiempos».

El pronunciamiento más reciente del Gobierno de Venezuela, lo ha hecho este jueves su embajador en Libia, Afif Tajeldine, quien aseguró que la situación en la ciudad de Trípoli es de «absoluta tranquilidad» y que las imágenes que aparecen en los medios de prensa «son de hace cuatro días». «Lo que estamos escuchando en los medios de comunicación de Libia o de Trípoli, eso no es Trípoli, porque aquí no está pasando nada de lo que estamos escuchando», dijo Tajeldine en entrevista ofrecida al canal multinacional Telesur.

La relación Chávez-Gadafi ha dado mucho de qué hablar. Famosa fue la visita del líder libio a la II Cumbre de América Latina – África, que se realizó en septiembre de 2009 en la Isla de Margarita, donde fue el invitado especial. En ese acto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le entregó el collar de la Orden del Libertador y le regaló una réplica de la espada de El Libertador Simón Bolívar.

«Compañero presidente, esta es la réplica de la espada que libertó América hace 200 años. Es una joya, se la regalaron los pueblos a Bolívar (...). Esta espada está viva y hoy anda por América Latina (…) En nombre de nuestro pueblo, de la revolución bolivariana, te la entrego a ti (Gadafi), soldado revolucionario, líder del pueblo libio, de la revolución libia, de los pueblos de África y líder también para los pueblos de América Latina», dijo Chávez. «Lo que es Bolívar para nosotros, es Muamar al Gadafi para el pueblo libio», agregó. Una frase que quedará para la posteridad.