Manifestantes de la comunidad etíope en Tel Aviv
Manifestantes de la comunidad etíope en Tel Aviv - Reuters

Casi 150 heridos y 136 detenidos en protestas en Israel por la muerte de un joven de origen etíope

Miles de miembros de la comunidad etíope en Israel se han echado estos días a la calle en protesta por el acoso de la Policía

Tel Aviv Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Casi 150 personas resultaron heridas y más de 130 fueron detenidas en los violentos altercados durante las protestas por la muerte de un adolescente de origen etíope a manos de un policía fuera de servicio durante el fin de semana.

Miles de miembros de la comunidad etíope en Israel y partidarios bloquearon calles en el centro de Tel Aviv y otros puntos del país para protestar por el uso excesivo de la fuerza y el acoso por parte de la Policía.

Las protestas se volvieron violentas en algunos lugares, con los manifestantes incendiando vehículos y lanzando objetos contra los policías.

Al menos 147 personas resultaron heridas, incluidos 111 agentes, según los servicios de emergencia israelíes y la Policía. Otros 136 manifestantes fueron detenidos. Las protestas afectaron seriamente al tráfico y unas 60.000 personas quedaron atascadas en distintos puntos, según los medios israelíes.

El presidente del país, Reuven Rivlin, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, han dicho que entienden el malestar de los manifestantes y han expresado sus condolencias por la víctima, al tiempo que han llamado a la calma y al diálogo para rebajar la situación.

Las protestas del martes fueron motivadas por el asesinato en la ciudad de Haifa de un judío de origen etíope de 18 años. Según los medios, un agente fuera de servicio intervino cuando un grupo de personas estaban discutiendo. A continuación, el grupo lanzó piedras contra el agente, quien, temiendo por su vida, abrió fuego. Testigos del incidente han asegurado que nunca estuvo en peligro.

A finales de 2017, según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, había en el país unos 149.000 judíos de origen etíope entre el total de más de 8 millones de habitantes. Muchos denuncian discriminación a la hora de buscar casa o empleo así como diferencias en términos de salario y educación en comparación con otros segmentos de la sociedad.