El líder izquierdista Alexis Tsipras (izda) se reúne con el presidente griego Prokopis Pavlopoulos
El líder izquierdista Alexis Tsipras (izda) se reúne con el presidente griego Prokopis Pavlopoulos - efe

Tsipras jura por segunda vez en ocho meses como primer ministro de Grecia

El líder de Syriza, vencedor de las elecciones anticipadas de este domingo, formará gobierno junto al partido de derecha nacionalista Griegos Independientes

Actualizado:

El líder de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza), Alexis Tsipras, ha tomado posesión como primer ministro de Grecia este lunes tras recibir el encargo oficial del presidente, Prokopis Pavloupoulos, para formar gobierno después de su victoria en las elecciones generales del domingo.

El primer ministro ha sido recibido esta tarde por Pavlopoulos, quien le ha encargado —tal y como marcan las leyes griegas— que forme gobierno, algo que hará previsiblemente el próximo miércoles cuando designe a los miembros de su gabinete.

Syriza consiguió este domingo el 35,46 por ciento de los votos en las elecciones anticipadas convocadas después de la dimisión el pasado 20 de agosto de Tsipras, un resultado mucho mejor de lo augurado por los sondeos y que le ha permitido reeditar coalición con Griegos Independientes, un partido de derecha que ha obtenido el 3,69 por ciento.

Tsipras se ha reunido este lunes con el líder de Griegos Independientes, Panos Kamenos, para discutir sobre la composición del Ejecutivo, en el que fuentes de Syriza apuntan que lo más probable es que Euclid Tsakalotos repita como ministro de Finanzas. Kammenos también seguiría en la cartera de Defensa.

El líder izquierdista, de 41 años, se había jugado su futuro político al presentar su dimisión, en un intento por acabar con la división en las filas de su partido, que amenazaba con impedir al Gobierno aplicar las medidas de ajuste contempladas en el acuerdo para el tercer rescate a Grecia.

Finalmente, Tsipras parece haber conseguido su objetivo ya que, además de haber logrado el mandato claro de los griegos para poder sacar adelante dichas medidas de ajuste y nuevas reformas, el partido surgido de la escisión del ala izquierdista de Syriza, Unidad Popular, ha quedado fuera del Parlamento al no obtener más del 3 por ciento de los votos.