Vladimir Putin, el pasado mes de diciembre
Vladimir Putin, el pasado mes de diciembre - reuters

Putin sufre una forma de autismo, según un estudio del Pentágono

El informe de 2008, filtrado hoy, afirma que el líder ruso tiene «síndrome de Asperger»

Actualizado:

Un informe secreto del Pentágono, filtrado por varios medios de prensa anglosajones, afirma que el líder ruso, Vladimir Putin, sufre "síndrome de Asperger", una forma conocida de autismo. El estudio de 2008, que se apoya en el análisis de vídeos de Putin desde el año 2000, señala que la madre del dirigente ruso tuvo un derrame cerebral cuando estaba embarazada de él, y ese episodio le dejó un daño permanente en el cerebro.

El informe dice que el estilo autoritario de Putin y su obsesión por el "máximo control" es una manera de compensar su condición neurológica.

El estudio fue preparado en 2008 por un organismo de estudios secreto del Pentágono (la "Office of Net Assesment"), y está firmado por Brenda Connors, una experta en análisis de comportamientos patológicos. Connors basa su estudio y conclusiones en vídeos de actuaciones públicas de Vladimir Putin, y admite que no tuvo acceso a ningún escáner de su cerebro.

El informe concluye que "el presidente ruso tiene una anormalidad neurológica", y define el síndrome de Asperger como un "desorden de autismo que afecta a todas sus decisiones". Brenda Connors se apoya en las opiniones similares de otros expertos, entre ellos el doctor Stephen Porges -hoy profesor de Psiquiatría en la Universidad de Carolina del Norte- que también concluyó que Putin "tiene una forma de autismo".

Consultado por el diario "USA Today", Porges se ha distanciado de su primera opinión y ha señalado que "no leyó el informe final" del Pentágono.