El emperador Akihito, en una imagen de archivo
El emperador Akihito, en una imagen de archivo - REUTERS

Varias empresas japonesas, demandadas por someter a ciudadanos chinos a trabajos forzosos en la Segunda Guerra Mundial

Los demandantes piden que las compañías se disculpen públicamente y paguen una compensación económica

Actualizado:

Un tribunal de Pekín ha aceptado a trámite una demanda que reclama a varias empresas japonesas que paguen una indemnización económica a los ciudadanos chinos a los que sometió a trabajos forzados durante la Segunda Guerra Mundial, según ha informado la prensa china. Los denunciantes son 37 ciudadanos chinos, de los cuales varios son abogados, académicos, trabajadores forzosos y familiares.

La televisión estatal china ha indicado que la demanda exige que las empresas japonesas pidan disculpas públicamente y las hagan públicas en periódicos nipones y chinos, así como el pago de una compensación de Mitsubishi Materials y otras firmas no identificadas. «Al no haber forma de lograr justicia en Japón, las víctimas chinas de los trabajos forzados y sus familias están decididas a perseguir en China a las compañías japonesas que les hicieron daño», ha indicado Zhang Shan, una de las personas que han demandado a las firmas japonesas, según recoge China News Service.

Demandas rechazadas

Antes de la presentación de estas denuncias en los tribunales chinos, los tribunales japoneses han recibido decenas de denuncias en las que se reclamaban compesaciones al Gobierno de Tokio y a las empresas niponas que sometieron a chinos a trabajos forzados durante la última contienda mundial. La mayoría de estas demandas han sido rechazadas por la justicia japonesa. Un portavoz de Mitsubishi Materials ha afirmado que su empresa no puede pronunciarse sobre la denuncia admitida por un tribunal chino porque desconoce el contenido de la misma.

Por su parte, el ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ha afirmado que tiene constancia sobre este caso aunque ha rechazado pronunciarse al respecto porque se trata de una cuestión entre ciudadanos chinos y empresas privadas. «Sin embargo, creemos que, de acuerdo con la declaración conjunta entre Japón y China, el derecho a hacer estas reclamaciones no existe» ha asegurado, en declaraciones a la prensa.

El Gobierno nipón mantiene que el tema de las compensaciones por la Segunda Guerra Mundial quedó zanjado con el Tratado de Paz de San Francisco, que puso fin oficialmente a la contienda mundial, y por otros tratados bilaterales posteriores. En concreto, sostiene que el tema de las compensaciones para víctimas de la guerra en China quedó solventado con la firma en 1972 de una declaración conjunta que permitió el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.