iniciativa solidaria

Tres años de guerra, un tirano y 8,7 millones de refugiados: Siria se desangra

Acnur lanza, de la mano de Luis Tosar, Anne Igartiburu y Melani Olivares, un grito a la desesperada para ayudar a cerrar la herida de un país que se desploma ante la mirada del mundo

Actualizado:

En el continente contiguo hay una guerra. No es silente, el conflicto se ha desplazado hasta las primeras planas de todo el periódico durante todo el verano, mientras un dictador, Bashar Al Assad, decidía seguir gaseando o masacrando al pueblo al que dice gobernar con potestad. La hegemonía mal entendida ha llevado a más de 2,2 millones de personas a tener que refugiarse en países vecinos al suyo, Siria, que sigue hundiéndose ante la mirada estoica del mundo. Más de la mitad de esta diáspora forzada la componen niños pequeños.

Dentro del país, otras 6,5 millones de personas están desplazadas.Los sirios necesitan ayuda, no puede olvidarse que siguen ahí, en medio de un fuego cruzado que dista mucho de encontrar una pronta solución. Éste es el mensaje que Acnur (la Agencia de la ONU para los Refugiados) quiere trasladar este año a los bolsillos de las personas algo más acomodadas o que puedan rascarse al menos un mínimo porcentaje de lo que tengan para que vaya a parar al saco de auxilio urgente que precisan los habitantes de esta zona devastada del planeta. [ Pincha aquí para ver, en imágenes facilitadas por Acnur, el drama que vive Siria desde hace tres años y cómo los niños son los grandes perjudicados de la diáspora originada por el conflicto]

El día que descubrimos qué es el gas sarín

No hay paz en Siria. Es algo que se conoce. ¿Pero cuántos días de este otoño tardío se sigue pensando en las tremebundas imágenes del gas sarín con que desayunamos un mal día del pasado mes de julio? Solo se han recibido el 62% de los fondos que precisa la emergencia derivada del estado de calamidad nacional en el que se desenvuelve la rutina de este país de Oriente Medio. El Comité Español de la delegación de Naciones Unidas que socorre a refugiados de países en conflicto alerta sobre el futuro incierto de este gran colectivo de personas, y advierte de la necesidad de dar protección y cobertura a este drama.

Por ello, «ha liado» con gran acierto a tres rostros conocidos, el actorLuis Tosar, la presentadora Anne Igartiburu y la actriz de la serie «Aída» Melani Olivares, para que participen en la última campaña de recogida de donativos para el país que sigue asestado por los enfrentamientos entre rebeldes y partidarios del Ejército de Al Assad. «Todos tenemos una herida abierta en Siria», azuza conciencias Acnur a través de estas tres voces. La campaña, lanzada en el umbral de la siempre solidaria Navidad, está concebida para llamar la atención sobre el drama en el que viven esos 8,7 millones de los ciudadanos sirios. Dicen las voces del protagonista de «Celda», la presentadora vasca y la actriz que encarna a Paz en la serie de televisión -nombre antagónico para este vídeo-, que el mundo no debe desentenderse de una guerra que ya ha entrado en su tercer año y que «se desangra con mujeres, niños y hombres que cruzan sus fronteras a diario con poco más que la ropa que llevan puesta, y por ello necesitan de todo», alega el Comité Español de Acnur, el mismo que ambiciona recaudar con esta campaña alrededor de un millón de euros. Este monto iría destinado a la atención durante el parto de mil mujeres, que carecen de los materiales sanitarios oportunos; también para subsanar la falta de paquetes de emergencia (colchones, mantas, bidones de agua, pañales...) para unas 1.200 familias; o en aras de que otras 1.300 familias se refugien en una tienda de campaña adaptada para climas extremos y unos 2.000 niños puedan recibir la atención psicológica postraumática que requieren.

Con esa cantidad orientativa también se podría, conviene Acnur, dar alimento a 4.000 bebés durante un trimestre y lograr dar de comer a mil familias durante otros dos meses. Por último, y en función de la solidaridad de los españoles y el resto de ciudadanos del planeta, se conseguiría registrar a 8.000 familias para que tengan el acceso debido a refugio, educación y asistencia sanitaria.

Acnur invita a cerrar la herida por la que sigue fluyendo el honor y la vida de todo un país en heridasiria.org.