Evo Morales rechaza una «simple disculpa»: «No me humillaron a mí sino a todo el continente»
Evo Morales, recibido con honores a su llegada al aeropuerto de La Paz la noche del miércoles - efe

Evo Morales rechaza una «simple disculpa»: «No me humillaron a mí sino a todo el continente»

Representantes de UNASUR se reúnen esta tarde para valorar la «tremenda ofensa» sufrida por el presidente boliviano

Actualizado:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, continúa enviando al mundo mensajes de indignación tras el incidente del pasado miércoles en el que varios países europeos le impidieron el tránsito aéreo. A este respecto, y tras tomar tierra por fin en La Paz, aseguró que «no basta la disculpa» de los países con los que se ha desatado esta grave crisis diplomática.

«La posición firme que vamos a asumir desde el Gobierno nacional es hacer respetar ante los organismos internacionales las normas, los tratados internacionales. No basta sólo la disculpa de algún país que no nos permitió pasar su territorio», dijo Morales en un acto en la zona central del Chapare, su feudo político y sindical.

El gobernante llegó anoche a La Paz tras verse obligado a permanecer 13 horas en el aeropuerto de Viena a la espera de un nuevo plan de vuelo para regresar a Bolivia desde Rusia, ante la imposibilidad de cruzar el espacio aéreo de algunos países.

Su Gobierno ha denunciado que Francia, Portugal e Italia prohibieron que el avión presidencial sobrevolara o aterrizara en sus territorios ante la sospecha de que también viajara a bordo el exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por el Gobierno estadounidense por revelar información secreta.

Los aliados de Sudamérica, con Morales

Los países «bolivarianos» culpan a EspañaBolivia, Ecuador y Venezuela también culpan a España de haber actuado de la misma forma que Francia, Italia y Portugal, aunque el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo aseguró que no hubo «ninguna prohibición».

El mandatario boliviano dijo hoy que lo sucedido «no es una casualidad» ni «un error» sino «parte de las políticas de seguir amedrentando al pueblo de Bolivia y de Latinoamérica».

«Nuestro delito es ser indígena y antiimperialista y desde ahí cuestionar todas las políticas económicas que sólo llevan a la miseria, a la pobreza», señaló.

Morales lamentó que en Europa «todavía hay países que son más serviles a las políticas de Estados Unidos».

Agregó que aún no se explica cuál fue el objetivo para retenerlo y ratificó que es «imposible» que hubiera podido llevarse a Snowden escondido en su avión. «Interpol está en todos los aeropuertos. Estados Unidos y los países europeos tienen su propia estructura de inteligencia y que nos digan que estábamos llevando (a Snowden), falso», añadió.

UNASUR se reunirá hoy de urgencia para valorar una acción conjuntaDesde Chile, Argentina, Brasil, ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos) y UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas ) han expresado su «solidaridad» con Morales y su «indignación» contra los actos que se han «puesto en peligro la seguridad del presidente». Esta declaración se produce horas antes de que varios de los representantes de UNASUR llegarán este jueves a Bolivia para participar en ese encuentro, convocado de urgencia para respaldar a Morales y examinar la situación.

Según Morales, la «humillación» que sufrió «no es al presidente, sino a todo el continente». El mandatario insistió en acusar a Washington de haber presionado a las naciones europeas para bloquear su vuelo, lo que fue negado por la Casa Blanca.