El Ejército egipcio da 48 horas a las fuerzas políticas para cumplir las demandas del pueblo
egipto

El Ejército egipcio da 48 horas a las fuerzas políticas para cumplir las demandas del pueblo

Niegan que su ultimátum sea un «golpe militar», mientras que Mursi se dirigirá a la nación en un discurso televisado, para abordar los problemas del país

Actualizado:

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, se dirigirá a la nación en un discurso televisado a partir de las 21.00 horas (la misma en la España peninsular) en el que abordará la actual situación política del país. Mursi hablará desde el Palacio Presidencial de El Qobba, en El Cairo, en un acto que estará abierto a la prensa, según ha informado la Presidencia egipcia y recoge el diario estatal 'Al Ahram'. El domingo millones de egipcios se manifestaron para exigir la dimisión de Mursi, ya que consideran que ha traicionado los ideales de la revolución que propició el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak.

Al menos 16 personas han muerto y 781 han resultado heridas desde que comenzaron las protestas, según el balance del Ministerio de Sanidad. Las movilizaciones se han prolongado este lunes con concentraciones y acampadas en las principales plazas del país y el Ejército ha instado a los políticos a lograr un acuerdo político en un plazo de 48 horas.Las Fuerzas Armadas de Egipto han dado un ultimátum de 48 horas a las fuerzas políticas para que asuman su responsabilidad y cumplan las demandas del pueblo, tras las masivas protestas que piden la renuncia del presidente, Mohamed Mursi.

En un comunicado difundido por la televisión estatal, el Ejército señaló que anunciará una hoja de ruta para el futuro y supervisará su aplicación «si no se realizan las reivindicaciones del pueblo en ese plazo».

No obstante, en un comunicado posterior, las Fuerzas Armadas egipcias han desmentido que el ultimátum de 48 horas sea «un golpe militar». El portavoz castrense, Ahmed Mohamed Ali, el mando supremo del Ejército ha señalado por Facebook que «la doctrina y la cultura de las Fuerzas Armadas no permiten la política de 'golpes militares'», y reitera que los militares «no serán parte del juego político ni del gobierno».

Dimisiones en el Gobierno

La decisión del Ejército egipcio se produce después de que los ministros de Turismo, Asuntos Parlamentarios, Telecomunicaciones y Medio Ambiente hayan presentado su dimisión, según han informado fuentes gubernamentales bajo condición de anonimato. Las fuentes no han dado los motivos, pero la agencia estatal de noticias, MENA, informó poco antes que cinco ministros del Gabinete estaban planteándose su dimisión en solidaridad con los manifestantes contrarios al presidente Mohamed Mursi.

Los cuatro dimisionarios son los ministros de Turismo, Hisham Zaazou; y Tecnología de las Comunicaciones y la Información, Atef Helmi; y los ministros de Estado sobre Asuntos Legales y Parlamentarios, Hatem Bagato; y sobre Asuntos Medioambientales, Jaled Abdel-Aal. [Galería de fotos: protestas masivas en Egipto]

Los titulares de Turismo, Hisham Zaazu; Telecomunicaciones, Atef Helmi; Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato; Medio Ambiente, Jaled Fahmi, y Recursos Hídricos, Abdelqaui Jalifa, formaban parte del sector de tecnócratas del Gobierno, en el que otros ministros guardan un perfil más afín a los islamistas Hermanos Musulmanes.

Según dijeron fuentes cercanas a los participantes, en la reunión donde se acordó su dimisión, a la agencia oficial Mena, varios de ellos insistieron de manera rotunda en su intención de renunciar y en no continuar en el Ejecutivo del primer ministro, Hisham Qandil.

Además, este grupo de ministros podrían anunciar su paso a las filas de la oposición, que reclama la marcha inmediata de Mursi y la convocatoria de elecciones anticipadas, de acuerdo con las mismas fuentes.

En paralelo, cinco senadores opositores de la «Shura» o Cámara alta del Parlamento han presentado hoy la renuncia a sus escaños, señaló Mena.

Las masivas manifestaciones que sacaron ayer a millones de personas en todo Egipto son las más multitudinarias que vive el país desde la revolución que derrocó el régimen de Hosni Mubarak, en febrero de 2011.